Connect with us

Musica

Así se perreaba en el Siglo de Oro

Published

on

Las décadas de 1580 a 1620 fueron testigos de un florecimiento inusitado de bailes cantados, primero escondidos en tabernas y barrios marginales, más tarde creciendo en popularidad hasta llegar a palacios, iglesias y conventos.

A diferencia de las danzas, que usaban de “movimientos mas mesurados y graves, y en donde no se usa de los brazos, sino de los pies solos; los bailes admiten gestos mas libres de los brazos y de los pies juntamente”, escribió González de Salas en Nueva idea de la tragedia antigua, (1633, vol. I, p. 171).

La magnitud del peligro se ilustra con los graves castigos que llevaba aparejada la práctica de estos bailes: en 1583 los alcaldes de Madrid prohibieron la zarabanda bajo pena de doscientos azotes y seis años de galeras.

Prohibición de la zarabanda por la Sala de Alcaldes de Madrid, 3 de agosto de 1583. Archivo Histórico Nacional, Sala de Alcaldes; Consejos, lib. I, f. 146 ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL DE ESPAÑA

Censuras de los moralistas

No parece que tuvieran mucho éxito ya que, pocos años después, el erudito Juan de Mariana escribió un extenso ensayo contra la zarabanda, censurando que “ha salido estos años un baile y cantar tan lascivo en las palabras, tan feo con los meneos, que basta para pegar fuego aún a las personas muy honestas” (Tratado contra los juegos públicos, ca. 1590. f. 55).

Continúa Mariana criticando que en España “se representan, no sólo en secreto, sino en público, con extrema deshonestidad, con meneos y palabras a propósito, los actos más torpes y sucios que pasan y se hacen en los burdeles, representando abrazos y besos y todo lo demás con boca y brazos, lomos y con todo el cuerpo”.

Juan de Mariana. ‘Del baile y cantar llamado zarabanda’, Tratado contra los juegos públicos (ca. 1590) Biblioteca Nacional de España, Mss. 5735 BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA

Por las mismas fechas, el canónigo de la Catedral de Toledo Pedro Sánchez califica de auténtica locura esta pasión, preguntándose:

¿Qué cordura puede haber en la mujer que, en estos diabólicos ejercicios, sale de la composición y mesura que debe a su honestidad, descubriendo con estos saltos los pechos y los pies, y aquellas cosas que la naturaleza o el arte ordenó que anduviesen cubiertas? ¿Qué diré del halconear con los ojos, del revolver las cervices y andar coleando los cabellos y dar vueltas a la redonda y hacer visajes, como acaece en la zarabanda y otras danzas, sino que todos estos son testimonios de locura y no están en su seso los danzantes?

(Historia moral y filosófica, 1590, f. 102)

Las censuras se siguieron sucediendo en las décadas siguientes, lo que confirma que las prohibiciones no fueron demasiado efectivas. En 1598, el poeta Lupercio Leonardo de Argensola llega a denunciar, en un memorial dirigido al rey Felipe II, que “veíamos a las niñas de cuatro años en los tablados bailando la zarabanda deshonestamente” (incluido en Francisco Quiroga, Primera parte de las excelencias de la virtud de la castidad, p. 851).

A partir de finales de siglo se fueron sumando otros bailes no menos lascivos, como critica en 1627 el teólogo de la Orden de los Mínimos Lucas Montoya:

Lo que se debe mucho reprender son estos bailes y cantares que el demonio ha inventado, y va aumentando en España de cuarenta años a esta parte, desde que por los de mil y quinientos y ochenta, poco más o menos, inventó la zarabanda, tras ella la chacona, luego las seguidillas, ahora el escarramán y el rastro, y cantares y bailes indignos de los que profesamos la religión cristiana, y nos preciamos de hijos católicos de la Santa Iglesia Romana.

(Lucas Montoya, Sentido metafórico literal de todos los lugares de la Sagrada Escritura, 1627, f. 183v).

Las décadas de 1580 a 1620, tras el ascenso al trono de Felipe II, fueron testigos de un florecimiento inusitado de bailes cantados, primero escondidos en tabernas y barrios marginales. GETTY IMAGES

Según narra Cervantes en una de sus Novelas ejemplares, “el endemoniado son de la zarabanda” cantado a la guitarra es la llave mágica que utiliza el galán Loaysa para abrir las puertas de la fortaleza de El celoso extremeño y seducir a su joven esposa Leonora (Novelas ejemplares, 1613, f. 146v).

No obstante, no parece que fuera precisamente la música la causa de tantos estragos.

Más bien al contrario, eran los textos poéticos y la gestualidad los que producían mayor rechazo de los moralistas. Las críticas confirman que los bailarines realizaban gestos obscenos, probablemente representando distintas formas de acto sexual, llegando a mostrar los propios atributos de los danzantes “que la naturaleza o el arte ordenó que anduviesen cubiertas”.

Todo indica que el perreo existe desde mucho tiempo antes de lo que se pensaba.

Poemas licenciosos

Una de las principales consecuencias de tamaña persecución ha sido que pocos textos poéticos han llegado a nosotros, en su mayoría conservados fuera de España. Algunos ayudan a entender las reservas de los moralistas, ya que describen de manera bastante explicita distintos aspectos del juego amoroso.

Por ejemplo, en Italia y Francia se conservan varias copias de un poema que, a partir del estribillo “¿Cómo te pones, amores? / ¡Ay, vida!, ¿cómo te pones?”, va explicando las distintas posturas que adopta una mujer para solazarse con su enamorado, entre ellas la postura de la rana o la de la jineta:

Póngome como rana

nel cantico de la cama

y cuando me viene la gana

lo hago con mis amores.

Póngome a la jineta

encima de su bragueta

y dígole: ¡meta, meta

el zumo de sus piñones!

No resulta difícil imaginar los gestos que podrían adoptar dos bailarines mientras cantaban esta zarabanda, tanto o más explícitos que los que hacen los modernos bailantes de reguetón.

Letra de la zarabanda ‘¿Cómo te pones, amores?’ con indicaciones armónicas. Verona, Biblioteca Civica, Ms. 1434, Classe Arti, Ubicazione 82.3 BIBLIOTECA CÍVICA DE VERONA

Todavía más directa es la zarabanda titulada Una batalla de amor, conservada en un manuscrito romano dedicado al príncipe Peretti, sobrino del papa Sixto V, cuyo papado se caracterizo por una persecución a ultranza de todo tipo de inmoralidades, especialmente de carácter sexual.

Este poema describe con un lenguaje ligeramente metafórico el encuentro carnal entre un galán y una dama, dos “valientes guerreros” que “salieron en cueros” armados con “un broquel” y “un puñal sin punta”. Las sucesivas estrofas van desgranando el acto amoroso, sin omitir detalle, hasta que alcanzan juntos el orgasmo y la relajación posterior.

El puñal de aquel encuentro

se lo metió hasta el centro

y ella, que lo sintió dentro

con herida tan süave,

dice «¡Ay, cómo me sabe

un poquito antes que acabe!».

Y mirando su herida,

la mano al puñal asida

dice «¡Ay de mí!, dolorida,

¿cómo entraste aquí y por dónde?».

¿Ay, adónde, a dónde?

Por en casa del conde. […]

Ella, que se ve morir,

le comenzó a decir:

-Ya viene, ¿quieres venir?

Ven, mi vida, que te espero.

Madre, que me muero,

llámenme al barbero.

Que me muero, madre,

llamen la comadre. […]

Al fin se vieron a un punto,

ella muerta y él difunto,

y echaron el resto juntos

por no perder coyuntura.

Para su ventura,

zarabanda y dura.

En una de sus novelas ejemplares Cervantes habla de “el endemoniado son de la zarabanda”. GETTY IMAGES

Zarabandas religiosas

Paradójicamente, también se compusieron zarabandas “a lo divino”, esto es, canciones religiosas basadas en la melodía del baile y acompañadas por algún remedo de la gestualidad original.

El poema más antiguo que se conserva es un villancico navideño basada en el tono de la zarabanda, escrita en México en 1569 por un tal Pedro del Trejo, que fue perseguido por la Inquisición, no por usar una melodía que entonces todavía no estaba prohibida, sino porque el poema contenía algunos conceptos teológicos considerados heréticos.

Pero uno de los ejemplos más sorprendentes son las Coplas en alabanza de Nuestra Señora de la Cabeza contrahechas a la zarabanda vuelto de lo humano a lo divino, un poema dedicado a esta devoción mariana de Andújar, impresa en 1594 en un pliego de cordel, probablemente para ser vendido por los ciegos durante la romería de la Virgen, que Cervantes evoca en su Persiles.

Transformar un poema y cantar erótico en otro devocional exigía una cierta dosis de flexibilidad mental que era más común en el Siglo de Oro que en nuestros días. Un ejemplo muy ilustrativo es la mutación del estribillo “¿Cómo te pones, amores?”, en “Mi Dios, ¿y cómo te pones / a morir por los pecadores?”.

Difusión por Europa

A pesar de estos intentos de “normalización” de un baile prohibido, parece que la persecución triunfo frente al solaz popular y la zarabanda fue erradicada de la monarquía hispana.

Eso no pudo evitar su progresiva difusión por el resto de Europa hasta acabar por convertirse en una de las principales danzas cortesanas en la bailarina Francia y un elemento indispensable de la suite barroca.

El erotismo pudo haber sido una de las causas de su éxito, como ilustra la anécdota de un enamorado Cardenal Richelieu que, en su afán por cortejar a la reina Ana de Austria, llegó a bailar la zarabanda en privado para ella, vestido de terciopelo verde, con cascabeles de plata en los tobillos y tocando las castañuelas, como narra en sus memorias el conde de Brienne, que fue su Secretario de Estado.

Censuras y prohibiciones tuvieron otro daño colateral, ya que no se ha conservado ningún rastro de la primitiva zarabanda en partitura y muy pocas trazas de otros bailes contemporáneos.

Lo único que tenemos, además de un puñado de poemas, son los acordes de la guitarra y algunos esquemas rítmicos de rasgueado. Combinando las distintas piezas en un proceso de restauración musical ha sido posible reconstruir muchas melodías perdidas.

Algo parecido a lo que hicieron en Jurassic Park con los dinosaurios, pero en este caso el único peligro sería volver a arrastrar a los españoles a la alegría y el desenfreno, algo que no nos vendría mal en estos tiempos.

Este artículo se publicó originalmente en The Conversation y está reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic para leer el original en inglés aquí.

*Álvaro Torrente es profesor de Historia de la Música y director del Instituto Complutense de Ciencias Musicales de la Universidad Complutense de Madrid.

**

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

 

ues de anuncios individuales.

Musica

Elliot Moss: El neoyorquino que te seducirá con su blues, soul e indie de corte electrónico

Published

on

Cuando un nuevo artista comienza a hacer ruido, no faltan aquellos que inmediatamente se desviven en comparaciones. Que si se parece a este o a aquel, que si se debe encasillar en un género musical… vaya, la cosa se pone medio tensa y bueno, entendemos que quizá esos es parte del ser un artista emergente, pero de lo que no hay duda es que cada cierto tiempo, algunos como Elliot Moss llegan para hacerse de un sello propio más allá de lo que digan los demás.

Este fabuloso compositor, productor y cantautor lleva unos años y tiene ya algunos materiales discográficos de gran calidad en su espalda. Y es que detrás de su aspecto tímido y reservado, en realidad se esconde un talentoso neoyorquino que ha ido cimentando una carrera interesante desde que tenía 20 años, valiéndole comparaciones con gente de la talla de Thom Yorke, Chet Faker o James Blake… pero él, desde luego, ha labrado su propio camino.

Para la ocasión, hablaremos un poco de él, de su trayectoria y por ahí, les mostraremos algunas canciones para que agregen a sus listas de reproducción.

Elliot Moss: El neoyorquino que te seducirá con su blues, soul e indie de corte electrónico

Elliot Moss. Foto: Getty

¿Quién es Elliot Moss?

La historia musical de Nueva York tiene a leyendas de todo tipo: desde The Velvet Underground, pasando por los Beastie Boys hasta el nuevo milenio, con The Strokes. Ahí, en medio de la imponente y majestuosa escena neoyorquina, Elliot Moss ha intentado hacerse un espacio como un compositor sobresaliente.

Él nació un 4 de noviembre de 1993 en la región de Upstate y pronto, supo que su vocación eran las artes, especialmente la música. Y no desistió de hacer lo que le gustaba, pues además en su familia también había músicos desde hace algunas generaciones. Sin embargo, este chico sería eventualmente un poco menos tradicional en cuanto lo que consideraba como su ADN musical.

Mucho de ello, lo encontró en un periodo donde sus compañeros de clase estaban listos para partir a la universidad, por allá durante los primeros años de la década del 2010. Con 19 años, él ya comenzaba a componer y a grabar sus primeras canciones, esto en una prueba de sus habilidades como productor, compositor y más. La gran sorpresa vendría pronto.

Elliot Moss: El neoyorquino que te seducirá con su blues, soul e indie de corte electrónico

Elliot Moss. Foto: Getty.

Comenzando fuerte: ‘Highspeeds’

El gran paso en las aspiraciones artísticas de Elliot Moss llegó en 2014 con el lanzamiento de Highspeeds. Por supuesto, al tratarse de un artista independiente, la recepción a nivel internacional no fue lo que uno llamaría demoledora, pero en el sentido estricto del análisis, debemos decir que su disco debut cuajó bien donde sonó.

Con el apoyo de la disquera Bad Future como sus respaldo para distribuir, Moss se encargó de producir y componer su propio material, el cual contiene 12 temazos. Y sí: todo esto lo hizo apenas con 21 años edad. De este disco, la crítica inmediatamente alabó “Big Bad Wolf”, “I Can’t Swim”, “Faraday Cage” y “Best Light”, que eran un torbellino que te mantenía en sintonía con lo mejor del trip-hop, el rock alternativo, el soul, el blues y la música electrónica sin desentonar.

Elliot Moss: El neoyorquino que te seducirá con su blues, soul e indie de corte electrónico

Elliot Moss. Foto: Getty.

Sin embargo, el tema que abrió las puertas para él en mayor medida fue “Slip” una sensual y siniestra melodía donde hace gala de cada una de sus facetas musicales. Pero como dijimos, un artista emergente no se escapa de las referencias ni las comparaciones. Con dicho lanzamiento, diversos medios inmediatamente le compararon Chet Faker, con Justin Vernon de Bon Iver, con el también productor James Blake y sobre todo, con Thom Yorke de Radiohead.

Siendo honestos, recibir esas comparaciones no es para nada una mala referencia de lo que significa tu trabajo y en diversas entrevistas, Elliot Moss ha abrazado bien las comparaciones tomándolas como halagos. “‘Highspeeds’ es sombrío y serio, pero se trata de esperanza. Creo que tener los dos uno al lado del otro hace que el brillo se vea más brillante y el oscuro se vea más oscuro. Quiero que la gente experimente las mismas emociones y resoluciones que inspiraron las canciones”, dijo en una entrevista con el sitio StageBuddy tras el lanzamiento del disco.

2015-2018: De gira con bandas importantes, un nuevo EP y su primer show en México

Tras la salida de Highspeeds, Elliot comenzó a tourear formalmente y en grande cuando llegó el 2015. En muchas ocasiones, sirvió de apoyo para bandas con más recorrido y del renombre de Cold War Kids, Digitalism e incluso Nada Surf (otro proyecto histórico del underground neoyorquino). En ese sentido y para demostrar que no se achicaba ante los escenarios grandes, el joven de Upstate New York llegó en 2015 al legendario festival South By Southwest, mejor conocido SXSW.

Y así rodó con algunas fechas por Estados Unidos, pero el hambre del artista despierta de la nada y cuando menos se lo imagina uno. Entonces, Elliot regresó al estudio para componer algunos temas y lanzarlos como parte del extended play (EP) titulado Boomerang, donde nuevamente pondría de manifiesto su calidad como productor. Si quieren echarle una probadita a este material, empiecen escuchando “99” y la magnífica “Closedloop”.

Para Elliot Moss, ya era momento de dar el salto a otros países lejos de la comodidad anglosajona. Así que el siguiente reto era llegar a la Ciudad de México, donde ya establecía una base de seguidores importante. Su primera presentación se iba a realizar en octubre de 2017 en el Foro Indie Rocks, pero desafortunadamente se canceló el concierto ya que por esos días, la ciudad tenía poco de haber sufrido el terremoto del 19 de septiembre.

Como sea, Moss no dejó al público mexicano con las ganas e inmediatamente reagendó la fecha para febrero de 2018. Los que estuvimos ahí, pudimos presenciar el poder sonoro y la virtuosidad de un chico que, a pesar de lucir introvertido, en el escenario se transforma por completo.

El segundo álbum de estudio y su música llegando a otros medios

Más giras, más conciertos y de nuevo, Elliot Moss entró al estudio. Como mencionamos, se trata de un sujeto que es introvertido a todas luces y que prefiere trabajar en silencio que andar constantemente haciendo anuncios. Bajita la mano y con mucha concentración, el neoyorquino, dejando la estela de promesa para convertirse en una realidad de la industria, lanzó en  enero de 2020 el disco A Change In Diet.

Desafortunadamente, la gira que planeaba -que volvería a pasar por México en marzo de ese año- debió frenarse por el tema de la pandemia, pero eso no lo detuvo de hace algunos remixes de su reciente disco, como aquel que realizó de su canción “Bodyintoshapes” (sí, así todo junto) en compañía de la colombiana Elsa y Elmar.

Pronto, su música encontró cabida para musicalizar algunas series como Power Book II: Ghost de Starz con la rola “99” y recientemente, “Slip” -su track más reconocido- se pudo escuchar en Elite de Netflix. Ahora, con los festivales regresando poco a poco alrededor del mundo, lo veremos arribar a México para tomar el escenario de Corona Capital en noviembre de 2021.

¿Qué hace especial a Elliot Moss?

Como mencionamos al principio, Elliot Moss ha sido distinguido por la crítica debido a su producción pulida, su excelente uso de elementos electrónicos y las diferentes influencias que lo llevan desde el rock alternativo hasta el blues, el soul, el trip-hop y la música dance. Aunado a ello, su música tiene una vibra melancólica muy abrazadora, muy atmosférica que nos hace entender esa comparación con artistas como James Blake o el mismo Thom Yorke.

Más allá de la influencia, debe quedar claro que Elliot Moss se ha encaminado para bien imponiendo un estilo, tanto en la producción como en la composición y en su grave voz a la que sabe sacarle provecho, de manera inteligente, en el estudio. Esa es la importancia de ser un ‘hombre orquesta‘. Sin duda, merece más proyección a futuro.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Elliot Moss (@elliotmossmusic)

La entrada Elliot Moss: El neoyorquino que te seducirá con su blues, soul e indie de corte electrónico se publicó primero en Sopitas.com.



ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Musica

¡Champagne Supernova! Checa un nuevo adelanto del documental de Oasis en Knebworth

Published

on

Este 2021, muchas bandas y artistas andan festejando aniversarios importantes. La mayoría anda echando la casa por la ventana para celebrar como se merece el cumpleaños de algunos de sus discos sobresalientes, pero otros, como el caso de Oasis, aprovecharon este tiempo para recordar uno de los momentos más importantes de toda su carrera, el par de conciertos que dieron hace 25 años en el Knebworth Park del Reino Unido. 

Parecía increíble cuando les dimos esta noticia, pero tanto Noel como Liam Gallagher se asociaron y crearon una empresa cinematográfica para trabajar en un proyecto sobre estos shows que se convirtieron en un suceso sumamente relevante no solo para la banda de Manchester, también para la industria musical de Inglaterra, porque los boletos volaron como pan caliente y reunieron a más de 250 mil personas en dos días.

https://www.nme.com/news/music/watch-the-new-trailer-for-the-oasis-knebworth-1996-documentary-3015256?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=watch-the-new-trailer-for-the-oasis-knebworth-1996-documentary

Foto: Getty Images

Oasis estrenará un libro donde contarán su historia

Al final, nos enteramos de que todo esto se trataba de un documental, donde podremos ver la perspectiva tanto de Oasis como de sus fans de aquellas presentaciones épicas. Poco a poco fueron soltando detalles, como que tendremos chance de disfrutar de esta película en México y que muy pronto estará disponible a través de una plataforma de streaming (ACÁ pueden checar cuál), pero además de todo esto, también hay otra sorpresa. 

Resulta que en conjunto con esta producción cinematográfica, los Gallagher publicarán un libro llamado Supersonic: The Complete, Authorised and Uncut Interviews, escrito por el autor, Simon Halfon. Se trata de una obra que reúne más de 30 entrevistas con Liam y Noel donde cuentan su historia, desde ser un par de jóvenes sin futuro hasta convertirse en estrellas de rock, culminando con los shows de Knebworth Park.

Checa un nuevo adelanto del documental de Oasis en Knebworth

Foto vía Twitter: @NoelGallagher

También tenemos un adelanto del documental de Knebworth

Ya para terminar y por si esto no fuera suficiente, a un par de días del estreno del documental de Oasis en Knebworth, la banda nos comparte otro adelanto de esta película tan especial. Se trata de la versión en vivo de “Champagne Supernova” que interpretaron en aquellas noches, son siete minutos de magia pura donde además de sentir la vibra de esos conciertos, tenemos comentarios de Paul ‘Bonehead’ Arthurs sobre el momento en que tocaron este rolón.

Supersonic: The Complete, Authorised and Uncut Interviews, el nuevo libro sobre el camino de los Gallagher estará disponible el próximo 14 de octubre y lo pueden conseguir ACÁ. Por su parte, el documental se proyectará por una noche el 23 de septiembre y más tarde llegará a una plataforma de streaming. Pero mientras esperamos a que se estrene oficialmente, chequen a continuación el nuevo adelanto: 

La entrada ¡Champagne Supernova! Checa un nuevo adelanto del documental de Oasis en Knebworth se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Musica

Abonos chiquitos: Corona Capital anuncia nueva modalidad para comprar tus boletos

Published

on

Sin duda, el regreso del Corona Capital fue una de las noticias que nos emocionó a todos los que les encanta la música en vivo. Y es que no era para menos, pues luego de esa celebración que nos aventamos por la décima edición del festival en 2019, y después de un año donde tuvieron que posponer todo para 2021, estamos casi seguros que el saber que vuelve este espacio tan importante en nuestro país, puso muy content@s a much@s.

Fue el pasado 13 de septiembre cuando los organizadores anunciaron el lineup completo para este año, en el que hay grandes nombres como Tame Impala, Royal Blood, The Whitest Boy Alive. St. Vincent, Twenty One Pilots y muchos más (POR ACÁ pueden checar todo el cartel). Sin embargo, parece que esta no es la única que sorpresa que tienen preparada para nosotros, porque se están rifando con una modalidad que busca que nadie falte al Corona. 

Corona Capital

Foto: Corona Capital (Facebook)

El Corona Capital reveló una nueva modalidad para pagar tus boletos

Como recordarán, el 18 de septiembre arrancó la venta general de boletos para el Corona Capital 2021. Poco a poco, las fases han ido avanzando, pero ahora y para sorpresa de tod@s, acaban de anunciar una forma bastante cómoda para comprar tus entradas y así formar parte del festival, ya que por primera vez en toda su historia y al parecer, con la finalidad de echarle la mano a la banda, te permitirán adquirirlos en ‘abonos chiquitos.’ 

Así como lo leyeron… A través de sus redes sociales, el Corona reveló esta nueva modalidad, en la que podrás tener tus boletos en parcialidades. De acuerdo con lo que indicaron los organizadores, durante cuatro quincenas, tendrán la posibilidad de depositar en efectivo para así asegurar tu lugar en este evento. Ahí les va un ejemplo, si ustedes quieren el abono general, deberán pagar 672 pesitos mexicanos.

Aquí les dejamos los precios de todas las parcialidades disponibles para el Corona Capital

Si ustedes están interesados en esta nueva forma de pago para el festival, les recomendamos registrarse en el sitio de Ticketmaster (POR ACÁ pueden entrar) y seguir todos los pasos que se indican dentro de la página. Así que ya lo saben, si ustedes tienen ganas de volver este año a la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez para ver a estos artistas y no cuenta con la lana completa en este momento, esta es una buena oportunidad.

La entrada Abonos chiquitos: Corona Capital anuncia nueva modalidad para comprar tus boletos se publicó primero en Sopitas.com.



ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2021 Digital Media. Oye Andres, powered by WordPress.