Connect with us

Musica

Así se perreaba en el Siglo de Oro

Published

on

Las décadas de 1580 a 1620 fueron testigos de un florecimiento inusitado de bailes cantados, primero escondidos en tabernas y barrios marginales, más tarde creciendo en popularidad hasta llegar a palacios, iglesias y conventos.

A diferencia de las danzas, que usaban de “movimientos mas mesurados y graves, y en donde no se usa de los brazos, sino de los pies solos; los bailes admiten gestos mas libres de los brazos y de los pies juntamente”, escribió González de Salas en Nueva idea de la tragedia antigua, (1633, vol. I, p. 171).

La magnitud del peligro se ilustra con los graves castigos que llevaba aparejada la práctica de estos bailes: en 1583 los alcaldes de Madrid prohibieron la zarabanda bajo pena de doscientos azotes y seis años de galeras.

Prohibición de la zarabanda por la Sala de Alcaldes de Madrid, 3 de agosto de 1583. Archivo Histórico Nacional, Sala de Alcaldes; Consejos, lib. I, f. 146 ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL DE ESPAÑA

Censuras de los moralistas

No parece que tuvieran mucho éxito ya que, pocos años después, el erudito Juan de Mariana escribió un extenso ensayo contra la zarabanda, censurando que “ha salido estos años un baile y cantar tan lascivo en las palabras, tan feo con los meneos, que basta para pegar fuego aún a las personas muy honestas” (Tratado contra los juegos públicos, ca. 1590. f. 55).

Continúa Mariana criticando que en España “se representan, no sólo en secreto, sino en público, con extrema deshonestidad, con meneos y palabras a propósito, los actos más torpes y sucios que pasan y se hacen en los burdeles, representando abrazos y besos y todo lo demás con boca y brazos, lomos y con todo el cuerpo”.

Juan de Mariana. ‘Del baile y cantar llamado zarabanda’, Tratado contra los juegos públicos (ca. 1590) Biblioteca Nacional de España, Mss. 5735 BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA

Por las mismas fechas, el canónigo de la Catedral de Toledo Pedro Sánchez califica de auténtica locura esta pasión, preguntándose:

¿Qué cordura puede haber en la mujer que, en estos diabólicos ejercicios, sale de la composición y mesura que debe a su honestidad, descubriendo con estos saltos los pechos y los pies, y aquellas cosas que la naturaleza o el arte ordenó que anduviesen cubiertas? ¿Qué diré del halconear con los ojos, del revolver las cervices y andar coleando los cabellos y dar vueltas a la redonda y hacer visajes, como acaece en la zarabanda y otras danzas, sino que todos estos son testimonios de locura y no están en su seso los danzantes?

(Historia moral y filosófica, 1590, f. 102)

Las censuras se siguieron sucediendo en las décadas siguientes, lo que confirma que las prohibiciones no fueron demasiado efectivas. En 1598, el poeta Lupercio Leonardo de Argensola llega a denunciar, en un memorial dirigido al rey Felipe II, que “veíamos a las niñas de cuatro años en los tablados bailando la zarabanda deshonestamente” (incluido en Francisco Quiroga, Primera parte de las excelencias de la virtud de la castidad, p. 851).

A partir de finales de siglo se fueron sumando otros bailes no menos lascivos, como critica en 1627 el teólogo de la Orden de los Mínimos Lucas Montoya:

Lo que se debe mucho reprender son estos bailes y cantares que el demonio ha inventado, y va aumentando en España de cuarenta años a esta parte, desde que por los de mil y quinientos y ochenta, poco más o menos, inventó la zarabanda, tras ella la chacona, luego las seguidillas, ahora el escarramán y el rastro, y cantares y bailes indignos de los que profesamos la religión cristiana, y nos preciamos de hijos católicos de la Santa Iglesia Romana.

(Lucas Montoya, Sentido metafórico literal de todos los lugares de la Sagrada Escritura, 1627, f. 183v).

Las décadas de 1580 a 1620, tras el ascenso al trono de Felipe II, fueron testigos de un florecimiento inusitado de bailes cantados, primero escondidos en tabernas y barrios marginales. GETTY IMAGES

Según narra Cervantes en una de sus Novelas ejemplares, “el endemoniado son de la zarabanda” cantado a la guitarra es la llave mágica que utiliza el galán Loaysa para abrir las puertas de la fortaleza de El celoso extremeño y seducir a su joven esposa Leonora (Novelas ejemplares, 1613, f. 146v).

No obstante, no parece que fuera precisamente la música la causa de tantos estragos.

Más bien al contrario, eran los textos poéticos y la gestualidad los que producían mayor rechazo de los moralistas. Las críticas confirman que los bailarines realizaban gestos obscenos, probablemente representando distintas formas de acto sexual, llegando a mostrar los propios atributos de los danzantes “que la naturaleza o el arte ordenó que anduviesen cubiertas”.

Todo indica que el perreo existe desde mucho tiempo antes de lo que se pensaba.

Poemas licenciosos

Una de las principales consecuencias de tamaña persecución ha sido que pocos textos poéticos han llegado a nosotros, en su mayoría conservados fuera de España. Algunos ayudan a entender las reservas de los moralistas, ya que describen de manera bastante explicita distintos aspectos del juego amoroso.

Por ejemplo, en Italia y Francia se conservan varias copias de un poema que, a partir del estribillo “¿Cómo te pones, amores? / ¡Ay, vida!, ¿cómo te pones?”, va explicando las distintas posturas que adopta una mujer para solazarse con su enamorado, entre ellas la postura de la rana o la de la jineta:

Póngome como rana

nel cantico de la cama

y cuando me viene la gana

lo hago con mis amores.

Póngome a la jineta

encima de su bragueta

y dígole: ¡meta, meta

el zumo de sus piñones!

No resulta difícil imaginar los gestos que podrían adoptar dos bailarines mientras cantaban esta zarabanda, tanto o más explícitos que los que hacen los modernos bailantes de reguetón.

Letra de la zarabanda ‘¿Cómo te pones, amores?’ con indicaciones armónicas. Verona, Biblioteca Civica, Ms. 1434, Classe Arti, Ubicazione 82.3 BIBLIOTECA CÍVICA DE VERONA

Todavía más directa es la zarabanda titulada Una batalla de amor, conservada en un manuscrito romano dedicado al príncipe Peretti, sobrino del papa Sixto V, cuyo papado se caracterizo por una persecución a ultranza de todo tipo de inmoralidades, especialmente de carácter sexual.

Este poema describe con un lenguaje ligeramente metafórico el encuentro carnal entre un galán y una dama, dos “valientes guerreros” que “salieron en cueros” armados con “un broquel” y “un puñal sin punta”. Las sucesivas estrofas van desgranando el acto amoroso, sin omitir detalle, hasta que alcanzan juntos el orgasmo y la relajación posterior.

El puñal de aquel encuentro

se lo metió hasta el centro

y ella, que lo sintió dentro

con herida tan süave,

dice «¡Ay, cómo me sabe

un poquito antes que acabe!».

Y mirando su herida,

la mano al puñal asida

dice «¡Ay de mí!, dolorida,

¿cómo entraste aquí y por dónde?».

¿Ay, adónde, a dónde?

Por en casa del conde. […]

Ella, que se ve morir,

le comenzó a decir:

-Ya viene, ¿quieres venir?

Ven, mi vida, que te espero.

Madre, que me muero,

llámenme al barbero.

Que me muero, madre,

llamen la comadre. […]

Al fin se vieron a un punto,

ella muerta y él difunto,

y echaron el resto juntos

por no perder coyuntura.

Para su ventura,

zarabanda y dura.

En una de sus novelas ejemplares Cervantes habla de “el endemoniado son de la zarabanda”. GETTY IMAGES

Zarabandas religiosas

Paradójicamente, también se compusieron zarabandas “a lo divino”, esto es, canciones religiosas basadas en la melodía del baile y acompañadas por algún remedo de la gestualidad original.

El poema más antiguo que se conserva es un villancico navideño basada en el tono de la zarabanda, escrita en México en 1569 por un tal Pedro del Trejo, que fue perseguido por la Inquisición, no por usar una melodía que entonces todavía no estaba prohibida, sino porque el poema contenía algunos conceptos teológicos considerados heréticos.

Pero uno de los ejemplos más sorprendentes son las Coplas en alabanza de Nuestra Señora de la Cabeza contrahechas a la zarabanda vuelto de lo humano a lo divino, un poema dedicado a esta devoción mariana de Andújar, impresa en 1594 en un pliego de cordel, probablemente para ser vendido por los ciegos durante la romería de la Virgen, que Cervantes evoca en su Persiles.

Transformar un poema y cantar erótico en otro devocional exigía una cierta dosis de flexibilidad mental que era más común en el Siglo de Oro que en nuestros días. Un ejemplo muy ilustrativo es la mutación del estribillo “¿Cómo te pones, amores?”, en “Mi Dios, ¿y cómo te pones / a morir por los pecadores?”.

Difusión por Europa

A pesar de estos intentos de “normalización” de un baile prohibido, parece que la persecución triunfo frente al solaz popular y la zarabanda fue erradicada de la monarquía hispana.

Eso no pudo evitar su progresiva difusión por el resto de Europa hasta acabar por convertirse en una de las principales danzas cortesanas en la bailarina Francia y un elemento indispensable de la suite barroca.

El erotismo pudo haber sido una de las causas de su éxito, como ilustra la anécdota de un enamorado Cardenal Richelieu que, en su afán por cortejar a la reina Ana de Austria, llegó a bailar la zarabanda en privado para ella, vestido de terciopelo verde, con cascabeles de plata en los tobillos y tocando las castañuelas, como narra en sus memorias el conde de Brienne, que fue su Secretario de Estado.

Censuras y prohibiciones tuvieron otro daño colateral, ya que no se ha conservado ningún rastro de la primitiva zarabanda en partitura y muy pocas trazas de otros bailes contemporáneos.

Lo único que tenemos, además de un puñado de poemas, son los acordes de la guitarra y algunos esquemas rítmicos de rasgueado. Combinando las distintas piezas en un proceso de restauración musical ha sido posible reconstruir muchas melodías perdidas.

Algo parecido a lo que hicieron en Jurassic Park con los dinosaurios, pero en este caso el único peligro sería volver a arrastrar a los españoles a la alegría y el desenfreno, algo que no nos vendría mal en estos tiempos.

Este artículo se publicó originalmente en The Conversation y está reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic para leer el original en inglés aquí.

*Álvaro Torrente es profesor de Historia de la Música y director del Instituto Complutense de Ciencias Musicales de la Universidad Complutense de Madrid.

**

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

 

ues de anuncios individuales.

Musica

¿El romántico? Machine Gun Kelly le dio a Megan Fox un anillo que la lastimará si se lo quita

Published

on

El amor entre celebridades es cada vez más extraño… y bueno, con eso nos referimos especialmente a Megan Fox y Machine Gun Kelly. La polémica pareja se comprometió hace unos días en un hecho que se hizo tendencia en redes (al grado que el nombre de Eminem también salió a colación por su antigua riña con MGK) y recientemente, volvieron a dar de qué hablar.

Pues resulta que en una reciente entrevista, Colson Baker -nombre real del músico- detalló que el anillo que le dio a la actriz está diseñado de tal forma que si ella se lo quiere quitar, el accesorio la lastimará. Sí, sabemos que el amor debe sentirse al máximo, ser intenso, pero no a ese grado. Acá les contamos el chismecito.

Machine Gun Kelly le dio a Megan Fox un anillo que la lastimará si se lo quita

Machine Gun Kelly y Megan Fox. Foto: Getty.

El raro anillo de bodas que Machine Gun Kelly le dio a Megan Fox

Entendemos que cuando uno anda bien enamorado, hace cualquier tipo de locuras. Y más cuando se trata de una relación que va para el altar. Pero hay algunos casos donde la cosa se pone medio rara… el ejemplo está en el romance de Machine Gun Kelly y Megan Fox.

Si les late el chismecito, seguro ya saben qué hay entre ellos. Pero si no, les explicamos en corto: la pareja pues ya llevaba un rato saliendo, se han vuelto una de las relaciones más comentadas en los meses previos y ahora, para coronar de la mejor manera el amor que los vincula, se han comprometido en sacrosanto matrimonio.

Machine Gun Kelly le dio a Megan Fox un anillo que la lastimará si se lo quita

Machine Gun Kelly y Megan Fox. Foto: Getty.

Pero como les dijimos, dentro de todo el romance y ese asunto, Machine Gun Kelly y Megan Fox también han despertado algo de polémica. Pues resulta que el también (ex)rapero ya le entrego el anillo de bodas a la actriz y hasta ahí, todo bien. Las redes comentaron el asunto, algunos les tiraron con todo, otros los apoyaron… cosas del internet, ya saben.

Sin embargo, en los recientes días las críticas le han llovido a MGK debido a la revelación de que el anillo está creado de tal manera que si Megan se lo quita, se lastimará. Kelly y Fox dieron una entrevista a la revista Vogue y en esa charla, el músico mencionó que el accesorio tiene un diamante del reconocido joyero Stephen Webster y que tiene una especie de mecanismo con espinas.

“El concepto es que el anillo se puede separar para hacer dos anillos. Cuando está unido, se mantiene en su lugar mediante un imán… ¿Y ves esto de aquí? Las bandas son en realidad espinas. Así que si trata de quitárselo, le dolerá. ¡El amor es dolor!”, dijo Machine Gun Kelly. Y bueno, pensarán que es broma o que lo habrá dicho con esa intención, pero al menos en esa plática el cantante no desmiente lo de las espinas en el anillo. Reiteramos: qué raro el amor entre famosos.

Machine Gun Kelly le dio a Megan Fox un anillo que la lastimará si se lo quita

Foto: Twitter.

La entrada ¿El romántico? Machine Gun Kelly le dio a Megan Fox un anillo que la lastimará si se lo quita se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Musica

Achis, achis: Tom Morello cuenta que lo confundieron con un miembro de ‘Jersey Shore’

Published

on

En la industria musical siempre surgen historias que nos vuelan la cabeza por lo increíbles que son, hazañas que si no hubiera sido porque alguien dio fe y legalidad, no creeríamos que pasó. Pero también hay otras bastante curiosas y que hasta nos sacan una carcajada que de plano no podemos entender. Justo como lo que acaba de pasar Tom Morello, pues contó que lo confundieron con uno de los integrantes de Jersey Shore… sí, no es broma.

Si son de nuestra generación, seguramente recordarán este programa. Pero si no tienen idea de qué les estamos hablando, este fue uno de los reality shows más populares de MTV de los últimos años, donde juntaban en Nueva Jersey y otros puntos de Estados Unidos a un grupo de jóvenes que eran adictos a la fiesta, las peleas, el drama y hasta broncearse como si no hubiera un mañana. Y por supuesto que causó controversia pero tuvo un montón de éxito.

<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">I was hiking today when one of those “Hollywood Tours Of The Stars Homes” vans pulled up. The driver says on the bullhorn “Hey I recognize you from somewhere! Are you one of those Jersey Shore guys??” I reply, “Absolutely.” And everyone in the van took a photo.</p>— Tom Morello (@tmorello) <a href="https://twitter.com/tmorello/status/1483619401517596673?ref_src=twsrc%5Etfw">January 19, 2022</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

El elnco de ‘Jersey Shore’/Foto: Getty Images

Ah caray, ¿cómo está eso de que confundieron a Tom Morello con un miembro de ‘Jersey Shore’?

Pero volviendo a Tom Morello, a través de su cuenta de Twitter platicó con lujo de detalle una situación bastante peculiar. Según lo que comentó el guitarrista de Rage Against The Machine y Audioslave, hace algunos días se encontraba haciendo senderismo en Los Ángeles cuando de repente apareció uno de los camiones que dan tours por las casas de los famosos. Fue justo en ese momento cuando sucedió algo inesperado.

Morello contó que el guía le dijo por el megáfono: ¡Hey, te reconozxo de algún sitio! ¿Eres uno de esos chicos de ‘Jersey Shore’?”. Lejos de enojarse por que lo confundieron con alguien que ni al caso, Tomo lo tomó con mucha gracias y le contestó que sí era del elenco del programa de MTV. Luego de esto, todos los que venían en el tour le tomaron fotos y se fueron, sin saber que frente a ellos estaba uno de los mejores guitarrista de la historia. 

Por supuesto que el guía del camión no dijo cuál de los integrantes de Jersey Shore pensó que era Tom Morello, pero por su parecido podemos deducir que probablemente se refería a Vincenzo Guadagnino –mejor conocido como Vinny– y que falta de respeto para este músico. No cabe duda de que siempre aparecerán historias que nos dejen con la boca abierta; moraleja: siempre estén al tiro porque no saben cuándo se encontrarán un rockstar y podrían confundirlo.

Tom Morello cuenta que lo confundieron con un integrante de 'Jersey Shore'

Vinny Guadagnino de ‘Jersey Shore’/Foto: Getty Images

La entrada Achis, achis: Tom Morello cuenta que lo confundieron con un miembro de ‘Jersey Shore’ se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Musica

¡Qué se arme! Abuelita retó a Travis Barker a un duelo de batería con este cover de Blink-182

Published

on

¿Se acuerdan de la señora Dorothea Taylor? Si no, les refrescamos la memora. Esta abuelita ha vuelto viral desde hace unos años ya que se la rifa macizo en la batería y regularmente sube covers a sus redes, donde la hemos visto versionar a Paramore, Slipknot y más bandas. Pues bien, ahora ella armó un cover de Blink-182, la banda donde toca Travis Barker.

Pero la cosa no quedó ahí… esta señorona lanzó el reto para que el buen Travis se rife un duelo de batería con ella. ¡Ámonos! ¿Qué dicen ustedes? Estaría bueno ver a Barker frente a frente con doña Dorothea, ¿no? Sería épico sin duda.

Dorothea Taylor: La abuelita baterista que sorprendió a todos con sus covers a Slipknot y Paramore

Dorothea Taylor tocando en un show/ Foto vía Instagram: @taylor.dorothea

La abuelita Dorothea se echa un cover cool de “What’s My Age Again?”

Si somos honestos, “What’s My Age Again?” de Blink-182 es una de esas canciones que nos hace pensar mucho en cómo la edad, la madurez y la etapa adulta nos hace alejarnos de algunas cosas que nos gustaban cuando éramos más jóvenes. Ya saben, cosas de la presión social sobre crecer y ser un adulto que pueden aplicar o no a ciertos aspectos de la vida.

Lo buen de este temazo es que lo puedes escuchar en cualquier momento y se siente fresco. Bien podríamos decir que ha envejecido bien a diferencia de varios de nosotros jeje, ya sea por su recordado video oficial entre otras cosas. Y bueno, ahí nomás para que vean que no hay edad para disfrutar de esta rola, chéquense el genial cover de batería que la abuelita Dorothea Taylor lanzó hace poco.

¡Qué se arme! Abuelita retó a Travis Barker a un duelo de batería con este cover de Blink-182

Travis Barker. Foto: Getty.

Como dijimos antes, Dorothea ya es conocida en internet por sus espectaculares covers de batería (POR ACÁ les contamos más detalle sobre ella) y en esta ocasión, decidió replicar a uno de los músicos más reconocidos del instrumento: Travis Barker. Y la verdad, no hace falta ser un músico para saber que coverear a Barker no es fácil (por más que tu amigo del conservatorio se quiera hacer el interesante), pero a esta abuelita no le sacó y se rifó.

“Lo que me gusta de esta canción es que en el comienzo de la intro, Travis utiliza rudimentos de batería y ustedes saben cómo amo los rudimentos…. Nunca se es demasiado mayor ni demasiado joven para empezar a tocar la batería y probablemente no se esperarían que alguien como yo le seguiría la pista a Blink-182″, dijo la señora Taylor.

Y ahí no termina la cosa pues ella lanzó el reto. “Entonces, Travis Barker, ¿estás mirando? ¿Qué tal un duelo de batería?” ¡Tómela! Veremos si el reconocido baterista acepta el reto de Dorothea. Acá el cover para que vean qué onda. ¡Ah! Y ya que andamos en esas, POR ACÁ les dejamos nuestro listado con 7 bateristas rifadas que deben conocer.

La entrada ¡Qué se arme! Abuelita retó a Travis Barker a un duelo de batería con este cover de Blink-182 se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Trending

Copyright © 2021 Digital Media. Oye Andres, powered by WordPress.