Connect with us

Musica

“René”, el hombre detrás del artista que Residente nos presenta en su nuevo tema

Published

on

Seas o no fan de Residente, debes hacerte un tiempo para escuchar su última canción. “René” es el nombre del tema, el verdadero nombre del cantante y una historia profunda resumida en cuatro letras. A través de esta nueva canción, que más que una pieza musical parece un poema escrito con los más íntimos sentimientos de la persona que existe bajo el artista, Residente nos cuenta su historia, los momentos más fuertes que impactaron su vida, y sus ganas de volver a ser la persona que era antes del éxito… “Quiero volver a ser yo”.

View this post on Instagram

Mañana me conocerán más personalmente, mañana les presento a Milo a las 7pm hora Puerto Rico. #René

A post shared by René Pérez Joglar (@residente) on Feb 26, 2020 at 1:40pm PST

Una voz femenina habla al principio del video. Hace referencia a la madre de René, quien le pregunta con qué partes del cuerpo jugaban pelota los Indios Taínos. Ese fragmento nos remite irremediablemente a la nostalgia de ser niños y estar en casa con mamá, estudiando. Así comienzan las rimas donde Residente nos lleva desde sus sueños de ser beisbolista, las aventuras con su mejor amigo quien sería asesinado por cuatro policías, las peleas con su padrastro cuando todo lo que poseían le pertenecía realmente a un banco y el momento en que empacó todo en una caja para salir a enfrentar la vida.

Luego de los recuerdos, comienzan los anhelos. René nos narra a su manera lo que se esconde detrás de la imagen de artista que todos vemos. Las ganas de bajar el telón, de volver a ver las estrellas en compañía de su madre, de limpiar la casa con sus hermanos mientras suenan de fondo Rubén Blades… de volver a “sentir, a cuando no tenía que fingir… Yo quiero volver a ser yo”.

René Residente

Foto: Captura de pantalla

Al tratarse de una canción tan íntima, tan especial… la más importante de su carrera en sus propias palabras, este tema no podía ser presentado en otro lugar más que en sus redes sociales. En ese lugar tan suyo no solo presentó la canción, también nos contó un pequeño fragmento que René vivió antes de que Residente tuviera que salir a dar un concierto.

Una noche me sentía muy mal, estaba en Mexico, el estadio esperándome, y yo no quería salir del hotel. Llamé a mami porque quería tirarme del balcón y no sabía porqué. Esa noche llegaba un amigo y se quedó conmigo. Al otro día comencé a escribir este tema.”, explicó en los post donde publicó el video. Palabras que dan muestra de lo personal que es la historia detrás de la canción y que se nos hacer comprender un poco mejor una de las partes más poderosas y significativas de sus rimas : “El concierto está lleno pero yo estoy vacío… En la industria de la música todo es mentira… Mi hijo tiene que comer, así que sigo de gira”.

 

A lo largo del material audivisual, podemos ver a René vestido como beisbolista, recorriendo lentamente un campo de beisbol. Al final, entre lágrimas, abraza a su pequeño Milo, su hijo, uno de sus tantos motores en esta vida. El video finaliza con una serie de fotografías de la niñez y adolescencia del hombre detrás del artista, del René detrás de Residente. De fondo suenan una melodía de Rubén Blades, una que acompaña el anhelo que en algún momento todos compartimos, el anhelo de volver y quedarse allí, el anhelo de volver “A cuando me llamaban pa’ jugar, a cuando rapeaba sin cobrar”.

 

La entrada “René”, el hombre detrás del artista que Residente nos presenta en su nuevo tema se publicó primero en Sopitas.com.



ues de anuncios individuales.

Musica

Enrique Bunbury, un rockstar en plena madurez musical 

Published

on

El intérprete español hizo vibrar el Estadio Tres de Marzo, donde se presentó como parte de su gira “Shows Únicos”

ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Musica

Vhagar, Meleys y Sunfyre: La historia de los dragones del cuarto episodio de ‘House of the Dragon’

Published

on

Vhagar, Meleys y Sunfyre: La historia de los dragones del cuarto episodio de 'House of the Dragon'

Estamos en el cuarto episodio de la segunda temporada de House of the Dragon. Y nos atrevemos a decir que hasta ahora, ha sido el capítulo más emocionante de todos porque por fin la “Danza de los dragones” se hizo realidad.

Antes de que piensen que les vamos a dar spoilers, aquí sólo van a encontrar un peso de contexto sobre los dragones que aparecen en este episodio. Les platicaremos la historia de Meleys, la dragona de Rhaenys; Vhagar, el enorme dragón de Aemond; y Sunfyre, el hermoso dragón de Aegon.

Y como dato extra, también les platicaremos de Dreamfyre, el dragón de Helaena. Este dragón nunca ha salido en la serie, pero su historia es una de las más interesantes desde los primeros años tras la conquista de Aegon. Así que pongan atención porque se puede poner enredado.

Pensando en los nombres repetidos de la familia Targaryen en 'House of the Dragon'
Pensando en los nombres repetidos de la familia Targaryen en ‘House of the Dragon’ / Foto: El internet de las cosas

Sunfyre, el dragón de Aegon III

Cuando Aegon tenía 13 años, “conectó” con su dragón, el cual lleva el nombre de Sunfyre. De acuerdo al libro Fire & Blood, Sunfyre era el dragón más hermoso que jamás se hubiera visto, pues tenía las escamas doradas y sus alas eran rosadas.

Ahora bien. En la época de los Targaryen que vemos en House of the Dragon, coexisten dragones viejos y dragones jóvenes. Uno de los más viejos es Vhagar, el cual pertenece a Aemond, pero tuvo más jinetes desde la conquista (ahorita vamos a eso).

El rey Aegon II Targaryen en 'House of the Dragon'
El rey Aegon II Targaryen en ‘House of the Dragon’ / Foto: Max

Sunfyre, en el caso contrario, era de los dragones más jóvenes, y su primer jinete fue el mismo Aegon. Después de los episodios vistos en este cuarto capítulo de la serie (aguas porque pueden ser spoilers), el destino de Sunfyre es incierto.

Sunfyre, de ser el dragón más hermoso, pasa a estar gravemente herido, con un ala rota, sin un ojo y un montón de heridas en su cuerpo que tardan en sanar. Tan mal estaba, que incluso lo mandan a matar, pero el dragón dio batalla y sobrevive.

Meleys, la dragona de Rhaenys

En la primera temporada de House of the Dragon, Meleys y Rhaenys protagonizaron una de las escenas más emocionantes. Al cierre, la princesa y su dragona se aparecen en la coronación de Aegon como rey de Westeros (muy al estilo de Shrek, pues).

Sabemos perfectamente que Rhaenys pudo decir “dracarys“, matar a Aegon, Alicent, Otto y toda la familia usurpadora, y evitar que la guerra diera inicio. Pero también entendemos el punto de Rhaenys al decir que no le correspondía dar ese primer paso.

Te decimos quién es quién en 'House of the Dragon'
Eve Best como Rhaenys Targaryen. Foto: HBO.

Conocida como la “Reina Roja”, Meleys le perteneció, primero, a la princesa Alyssa Targaryen. ¿Y quién era ella? Alyssa era hija de Jaehaerys I, el rey conciliador, y madre de Viserys y Daemon. En ese caso, Alyssa estaba casada con Baelon o el príncipe de la primavera (no olviden su nombre porque vuelve a aparecer).

Después, Rhaenys logra montarla y convertirse en una de las figuras más temidas en todo Westeros y entre los dragones de los Targaryen.

Vhagar, el dragón de Aemond

Baelon, el llamado rey de la primavera, esposo de Alyssa y padre de Viserys I y Daemon, fue el jinete de Vhagar, uno de los dragones que participaron en la conquista de los Targaryen en Westeros (Vhagar tenía unos 52 años durante la conquista).

*Sólo como dato curioso, Baelon y su hermano Aemon se querían mucho y tomaron la decisión de que ambos compartirían el trono. Uno sería rey y el otro la Mano. Y aunque las cosas no salieron como lo planeado, han de saber que Aemon es el papá de Rhaenys, y fue el primer jinete de Caraxes, el extraño dragón de Daemon en House of the Dragon.

Volviendo a Vhagar… como les contamos, este dragón formó parte de la conquista de Aegon junto a sus hermanas y esposas. Una de ellas era Rhaenys junto a su dragón Meraxes. También estaba Visenya, una reina guerrera, y su dragón (adivinen) Vhagar.

El príncipe Aemond Targaryen
El príncipe Aemond Targaryen / Foto: Max

Después de Visenya, Baelon toma a Vhagar. Y después pasa a Laena Velaryon, la hija mayor de Lord Corlys y la princesa Rhaenys. Como recordamos, ella se casa con Daemon, con quien tiene dos hijas gemelas, Rhaena y Baela.

La muerte de Laena no es igual en los libros y la serie. En la serie, la princesa le pide a Vhagar, su dragón, que la mate. Pero en los libros no es así. Laena tuvo complicaciones durante un parto, y tras días enferma, decide que quiere volar a Vhagar por última vez. En camino hacia el dragón, colapsa y muere.

Tras la muerte de Laena, Vhagar se queda sin jinete, lo cual coincide con la falta de un dragón para el príncipe Aemond. Tras las burlas de sus hermanos y sobrinos (los hijos de Rhaenyra), Aemond se arma de valor y monta a Vhagar.

Sin embargo, Aemond nunca logra controlar por completo a Vhagar, pues es un dragón enorme y viejo. Parte de las consecuencias de esto es la muerte de Lucerys Velaryon: Vhagar destroza a Luke y su joven dragón Arrax de una mordida. Como alguna vez dijo Viserys, controlar a un dragón es una “ilusión”.

Dreamfyre, la dragona de Helaena

Visenya, la jinete de Vhagar en la conquista, tuvo un hijo llamado Maegor, quien al convertirse en rey recibió el nombre de “Maegor el Cruel”. Era hijo de Aegon el conquistador, pero no su primogénito. Sin embargo, su madre siempre quiso que él fuera el sucesor.

El segundo rey Targaryen en Westeros fue Aenys (hijo de Rhaenys), al cual describían como una persona amable y culta. Contrario a los deseos de Visenya, Aenys se convierte en rey y tiene dos hijos: Aegon y Rhaena. Aegon heredaría el trono, y lo quería hacer tomando como esposa a su hermana.

El rey Aenys acepta, pero el pueblo se niega bajo la manipulación de la Fe de los Siete. Entonces, Aenys se arma un plan y le dice a sus hijos/esposos que viajen por todo Westeros para demostrar que no pasa nada si son hermanos y están casados (Cersei y Jaime necesitaban un representante como Aenys, sin duda).

A estas alturas, Aegon no tenía dragón, pero Rhaena sí, Dreamfyre. Mientras el heredero está de viaje, el rey Aenys enferma y muere. ¿Qué debía suceder? Aegon tomaría el trono para convertirse en rey… pero aparece Maegor con su dragón Balerion (el mismo dragón de Aegon el conquistador), y toma el reino con ayuda de su madre Visenya.

Aegon lucha para tomar lo que le pertenece, pero Maegor lo mata. Es así como se convierte en el rey de los Siete Reinos, mata a los líderes de la Fe de los Siete, y toma a muchas mujeres como esposas. Entre ellas están las Black Brides (les decían así porque eran viudas a partir de que sus esposos habían muerto en manos de Maegor).

¿Y adivinen quién estaba entre las Black Brides? La princesa Rhaena, viuda de Aegon y sobrina del mismo Maegor. Pero esa no es la parte más interesante del chisme. Rhaena siempre estuvo enamorada de una mujer de la corte: Elissa Farman. Y así como llevaba a su hermano Aegon sobre Dreamfyre, también lo hizo con Elissa (como cuando te dedican la misma canción).

El chisme real dice que tras la muerte de Maegor, Rhaena se casó con Androw Farman, hermano de Elissa. Pero sólo lo hizo para estar cerca de ella… pero esa es otra historia.

The post Vhagar, Meleys y Sunfyre: La historia de los dragones del cuarto episodio de ‘House of the Dragon’ appeared first on Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Musica

Linda Perry padece triple cáncer negativo

Published

on

Ante este diagnóstico la líder de 4 Non Blondes, decidió someterse a una doble mastectomía

ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Trending