Connect with us

Musica

Samo apuesta a la reflexión

Published

on

Aunque está preocupado por la incertidumbre que se vive ante la contingencia sanitaria por el COVID-19 a nivel mundial, el cantautor Samo considera que esta crisis también puede significar una gran oportunidad de cambio y mejora en muchos aspectos desde lo colectivo y lo personal.

El cantante que este año tenía una agenda bastante activa entre conciertos en Panamá, filmaciones en Paraguay y gira teatral con el musical “Jesucristo Superestrella”, no se desanima ante la suspensión de estos proyectos que ahora dan paso al lanzamiento de nuevas canciones, duetos y sesiones en vivo que puede realizar acatando las instrucciones de aislamiento desde su hogar, escenario que Samo ha aprovechado para replantear sus prioridades.

“Hay muchas cosas que se quedaron en planes, pero tampoco vamos a detenernos. Estoy haciendo cosas desde casa, pronto lanzaré “Me voy a morir de amor” en solitario y después la tendré en colaboración con un contante de Paraguay, Joshua”.

En este sentido, Samo agradece la oportunidad de estrenar una de las canciones más significativas en su trayectoria “Todo va a estar bien”, tema a dueto con Chris Syler, en el que ambos apuestan por una balada energética y bastante urbana.

El cantante puntualiza que “Todo va a estar bien” tiene un origen conmovedor y reflexivo al estar dedicada a Danna Yireh, quien antes de fallecer por cáncer, logró cumplir su sueño de convertirse en una gran “influencer”, además de compartir voz con Samo y participar en el videoclip que fue filmado en Ciudad de México.

“Es una canción muy especial en estos momentos, aunque nació tiempo atrás cuando esta situación no estaba. Danna formó parte de este video por cosas del destino y así se creó esta canción dedicada a todos” (…) Danna fue una guerrera y seguirá siendo un ejemplo de lucha, de amor, de compartir, de sonrisas. Me siento agradecido porque ella formara parte de este video”.

El también autor de canciones como “Sin ti”, expresa que este nuevo tema llega en un momento sensible en el que los buenos deseos y los augurios de prosperidad son tan necesarios como el alimento diario.

“Siempre hay incertidumbre en la vida de los seres humanos, no solo con lo que estamos viviendo, pero creo que esta canción cae en un momento específico, con mucha gente en su casa en confinamiento, con miedo, y esto va de la mano con lo que estamos pasando”.

En retrospectiva

Samo señala que brindar un mensaje de serenidad y paz no es algo nuevo en su carrera, al recordar que desde hace muchos años ha tratado de enfocar su música a un sentido más humano y sensible al desapegarse de las presiones y tendencias de la industria y sus modas del momento.

“Siempre fui un niño muy reflexivo, observador, como que siempre tuve esas ganas de manera natural de ser parte de algo más. Hoy, como adulto siempre me gusta involucrarme en cosas que te aporten cosas más allá de la música. Creo que somos un rompecabezas, y hoy que estamos guardados en casa nos damos cuenta que necesitamos mayor empatía con los demás”.

Ante su constante búsqueda de una lírica capaz de cautivar, Samo expresa que a través de la música se puede tener un mayor compromiso con el público y las temáticas que se abordan y sus contextos.

“Creo que este paro que nos está dando la vida y el mundo, es un jalón de orejas para todos y también para la industria de la música que siempre va detrás de los número uno y de las cuestiones económicas. No importa que pase, siempre necesita vender discos y canciones, y no hay una preocupación real por el mundo, por la sociedad, por lo que podamos aportar. No digo que todas las canciones estén llenas de mensajes, entiendo que hay diversidad, pero no tenemos por qué esperar situaciones extremas para poder unirnos”.

ues de anuncios individuales.

Musica

Enrique Bunbury, un rockstar en plena madurez musical 

Published

on

El intérprete español hizo vibrar el Estadio Tres de Marzo, donde se presentó como parte de su gira “Shows Únicos”

ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Musica

Vhagar, Meleys y Sunfyre: La historia de los dragones del cuarto episodio de ‘House of the Dragon’

Published

on

Vhagar, Meleys y Sunfyre: La historia de los dragones del cuarto episodio de 'House of the Dragon'

Estamos en el cuarto episodio de la segunda temporada de House of the Dragon. Y nos atrevemos a decir que hasta ahora, ha sido el capítulo más emocionante de todos porque por fin la “Danza de los dragones” se hizo realidad.

Antes de que piensen que les vamos a dar spoilers, aquí sólo van a encontrar un peso de contexto sobre los dragones que aparecen en este episodio. Les platicaremos la historia de Meleys, la dragona de Rhaenys; Vhagar, el enorme dragón de Aemond; y Sunfyre, el hermoso dragón de Aegon.

Y como dato extra, también les platicaremos de Dreamfyre, el dragón de Helaena. Este dragón nunca ha salido en la serie, pero su historia es una de las más interesantes desde los primeros años tras la conquista de Aegon. Así que pongan atención porque se puede poner enredado.

Pensando en los nombres repetidos de la familia Targaryen en 'House of the Dragon'
Pensando en los nombres repetidos de la familia Targaryen en ‘House of the Dragon’ / Foto: El internet de las cosas

Sunfyre, el dragón de Aegon III

Cuando Aegon tenía 13 años, “conectó” con su dragón, el cual lleva el nombre de Sunfyre. De acuerdo al libro Fire & Blood, Sunfyre era el dragón más hermoso que jamás se hubiera visto, pues tenía las escamas doradas y sus alas eran rosadas.

Ahora bien. En la época de los Targaryen que vemos en House of the Dragon, coexisten dragones viejos y dragones jóvenes. Uno de los más viejos es Vhagar, el cual pertenece a Aemond, pero tuvo más jinetes desde la conquista (ahorita vamos a eso).

El rey Aegon II Targaryen en 'House of the Dragon'
El rey Aegon II Targaryen en ‘House of the Dragon’ / Foto: Max

Sunfyre, en el caso contrario, era de los dragones más jóvenes, y su primer jinete fue el mismo Aegon. Después de los episodios vistos en este cuarto capítulo de la serie (aguas porque pueden ser spoilers), el destino de Sunfyre es incierto.

Sunfyre, de ser el dragón más hermoso, pasa a estar gravemente herido, con un ala rota, sin un ojo y un montón de heridas en su cuerpo que tardan en sanar. Tan mal estaba, que incluso lo mandan a matar, pero el dragón dio batalla y sobrevive.

Meleys, la dragona de Rhaenys

En la primera temporada de House of the Dragon, Meleys y Rhaenys protagonizaron una de las escenas más emocionantes. Al cierre, la princesa y su dragona se aparecen en la coronación de Aegon como rey de Westeros (muy al estilo de Shrek, pues).

Sabemos perfectamente que Rhaenys pudo decir “dracarys“, matar a Aegon, Alicent, Otto y toda la familia usurpadora, y evitar que la guerra diera inicio. Pero también entendemos el punto de Rhaenys al decir que no le correspondía dar ese primer paso.

Te decimos quién es quién en 'House of the Dragon'
Eve Best como Rhaenys Targaryen. Foto: HBO.

Conocida como la “Reina Roja”, Meleys le perteneció, primero, a la princesa Alyssa Targaryen. ¿Y quién era ella? Alyssa era hija de Jaehaerys I, el rey conciliador, y madre de Viserys y Daemon. En ese caso, Alyssa estaba casada con Baelon o el príncipe de la primavera (no olviden su nombre porque vuelve a aparecer).

Después, Rhaenys logra montarla y convertirse en una de las figuras más temidas en todo Westeros y entre los dragones de los Targaryen.

Vhagar, el dragón de Aemond

Baelon, el llamado rey de la primavera, esposo de Alyssa y padre de Viserys I y Daemon, fue el jinete de Vhagar, uno de los dragones que participaron en la conquista de los Targaryen en Westeros (Vhagar tenía unos 52 años durante la conquista).

*Sólo como dato curioso, Baelon y su hermano Aemon se querían mucho y tomaron la decisión de que ambos compartirían el trono. Uno sería rey y el otro la Mano. Y aunque las cosas no salieron como lo planeado, han de saber que Aemon es el papá de Rhaenys, y fue el primer jinete de Caraxes, el extraño dragón de Daemon en House of the Dragon.

Volviendo a Vhagar… como les contamos, este dragón formó parte de la conquista de Aegon junto a sus hermanas y esposas. Una de ellas era Rhaenys junto a su dragón Meraxes. También estaba Visenya, una reina guerrera, y su dragón (adivinen) Vhagar.

El príncipe Aemond Targaryen
El príncipe Aemond Targaryen / Foto: Max

Después de Visenya, Baelon toma a Vhagar. Y después pasa a Laena Velaryon, la hija mayor de Lord Corlys y la princesa Rhaenys. Como recordamos, ella se casa con Daemon, con quien tiene dos hijas gemelas, Rhaena y Baela.

La muerte de Laena no es igual en los libros y la serie. En la serie, la princesa le pide a Vhagar, su dragón, que la mate. Pero en los libros no es así. Laena tuvo complicaciones durante un parto, y tras días enferma, decide que quiere volar a Vhagar por última vez. En camino hacia el dragón, colapsa y muere.

Tras la muerte de Laena, Vhagar se queda sin jinete, lo cual coincide con la falta de un dragón para el príncipe Aemond. Tras las burlas de sus hermanos y sobrinos (los hijos de Rhaenyra), Aemond se arma de valor y monta a Vhagar.

Sin embargo, Aemond nunca logra controlar por completo a Vhagar, pues es un dragón enorme y viejo. Parte de las consecuencias de esto es la muerte de Lucerys Velaryon: Vhagar destroza a Luke y su joven dragón Arrax de una mordida. Como alguna vez dijo Viserys, controlar a un dragón es una “ilusión”.

Dreamfyre, la dragona de Helaena

Visenya, la jinete de Vhagar en la conquista, tuvo un hijo llamado Maegor, quien al convertirse en rey recibió el nombre de “Maegor el Cruel”. Era hijo de Aegon el conquistador, pero no su primogénito. Sin embargo, su madre siempre quiso que él fuera el sucesor.

El segundo rey Targaryen en Westeros fue Aenys (hijo de Rhaenys), al cual describían como una persona amable y culta. Contrario a los deseos de Visenya, Aenys se convierte en rey y tiene dos hijos: Aegon y Rhaena. Aegon heredaría el trono, y lo quería hacer tomando como esposa a su hermana.

El rey Aenys acepta, pero el pueblo se niega bajo la manipulación de la Fe de los Siete. Entonces, Aenys se arma un plan y le dice a sus hijos/esposos que viajen por todo Westeros para demostrar que no pasa nada si son hermanos y están casados (Cersei y Jaime necesitaban un representante como Aenys, sin duda).

A estas alturas, Aegon no tenía dragón, pero Rhaena sí, Dreamfyre. Mientras el heredero está de viaje, el rey Aenys enferma y muere. ¿Qué debía suceder? Aegon tomaría el trono para convertirse en rey… pero aparece Maegor con su dragón Balerion (el mismo dragón de Aegon el conquistador), y toma el reino con ayuda de su madre Visenya.

Aegon lucha para tomar lo que le pertenece, pero Maegor lo mata. Es así como se convierte en el rey de los Siete Reinos, mata a los líderes de la Fe de los Siete, y toma a muchas mujeres como esposas. Entre ellas están las Black Brides (les decían así porque eran viudas a partir de que sus esposos habían muerto en manos de Maegor).

¿Y adivinen quién estaba entre las Black Brides? La princesa Rhaena, viuda de Aegon y sobrina del mismo Maegor. Pero esa no es la parte más interesante del chisme. Rhaena siempre estuvo enamorada de una mujer de la corte: Elissa Farman. Y así como llevaba a su hermano Aegon sobre Dreamfyre, también lo hizo con Elissa (como cuando te dedican la misma canción).

El chisme real dice que tras la muerte de Maegor, Rhaena se casó con Androw Farman, hermano de Elissa. Pero sólo lo hizo para estar cerca de ella… pero esa es otra historia.

The post Vhagar, Meleys y Sunfyre: La historia de los dragones del cuarto episodio de ‘House of the Dragon’ appeared first on Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Musica

Linda Perry padece triple cáncer negativo

Published

on

Ante este diagnóstico la líder de 4 Non Blondes, decidió someterse a una doble mastectomía

ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Trending