Connect with us

Tecnologia

Tres países disputan la carrera para lograr vacuna contra el COVID-19

Published

on

La pandemia de COVID-19 avanza y, de forma paralela, lo hacen también los esfuerzos para encontrar una vacuna capaz de detenerla. Las grandes potencias quieren colgarse la medalla; Estados Unidos, Rusia y China son solo algunos de los países que ya tienen pruebas en curso.

La carrera comenzó desde principios de enero, cuando el gobierno chino liberó información al público sobre la secuencia genética de la cepa para impulsar las investigaciones en todo el mundo, rumbo a la identificación del antígeno indicado para generar una respuesta inmunitaria en el cuerpo humano.

 

 

No había muchas pistas sobre esta “extraña neumonía”, únicamente que comparte entre el 80 y 90 por ciento del material genético del virus generador del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés), padecimiento también de veloz propagación y causante de centenares de muertes tras un brote del mismo entre 2002 y 2003.

Según informó el Centro Nacional de Datos Genómicos de China (NGDC, en sus siglas en inglés), ambos virus están conformados por una tira de Ácido Ribonucleico (ARN), la cual se encuentra dentro de una proteína esférica con espinas que se adhiere a los pulmones del ser humano y ataca tanto sus células como su capacidad reproductiva.

Haber transitado de denominar al virus como una “extraña neumonía” a caracterizarlo como una cepa perteneciente a la familia de los coronavirus fue la pauta para comenzar a buscar una vacuna, un proceso que está en curso desde mucho antes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogase como pandemia al esparcimiento del COVID-19 en más de 190 países.

El antígeno como antídoto

El primer paso para comprender esta carrera es asumir que la vacuna no podrá prepararse a la brevedad. No obstante, según la doctora Flor Muñoz-Rivas, del Baylor College of Medicine, hasta ahora, los esfuerzos de compañías, farmacéuticas y centros académicos del mundo han sido titánicos para acortar el periodo promedio de identificación de antígenos efectivos y seguros.

De acuerdo con la especialista, el tiempo promedio para el desarrollo de una vacuna suele ser de hasta 10 años. No obstante, la urgencia de detener la pandemia de coronavirus ha llevado a la creación de alternativas que podrían estar listas en el periodo de un año.

Principalmente, la velocidad se debe a los referentes ya existentes del código genético del COVID-19 y su similitud con otras cepas. No obstante, el caso debe tratarse de forma aislada, recomienda.

También, la cadena de noticias BBC explicó que la elaboración de una vacuna implica considerar sus partes. En un primer momento, los laboratorios y farmacéuticas deben identificar los antígenos correctos y las proteínas virales que suelen ser atacadas por el sistema inmune y, posteriormente, siguen las pruebas en animales antes de emplearse para tratamiento de personas infectadas.

La aprobación de una vacuna también requiere de ensayos clínicos, los cuales, según información de la organización Sabine Vaccine Institute, con sede en Washington, tienen tres fases. La primera involucra voluntarios sanos y se evalúan efectos adversos. En un segundo momento se pone a prueba en grupos de población infectada y, en una tercera etapa, se pone a prueba con miles.

Según el periódico The Guardian, la generación de una vacuna específica para el nuevo coronavirus podría tardar mucho más si se considera que ninguna vacuna hecha de material genético, como es el caso de este proyecto en curso, ha sido aprobada hasta la fecha.

¿Quiénes pelean el primer lugar?

Aunque la veloz propagación de la pandemia ha dado prioridad al aislamiento como estrategia para frenar el número de contagios, detrás de ello, en los laboratorios, se libra la batalla y la creación del armamento para combatir al enemigo de esta especie de guerra biológica.

Según The Guardian, desde la fecha de las revelaciones de China, al menos 35 compañías y laboratorios de todo el mundo buscan la vacuna capaz de preparar a la población mundial para enfrentar al coronavirus desde su sistema inmune. De acuerdo con medios estadounidenses, al menos cuatro de los laboratorios ya se encuentran en la fase de prueba.

El país epicentro del contagio, China, fue de los primeros en poner en marcha los trabajos para la generación de una vacuna, principalmente desde instancias gubernamentales. A mediados de marzo, el Ministerio de Defensa chino informó sobre el desarrollo exitoso de una de las primeras vacunas.

La epidemióloga Chen Wei, de la Academia Militar de Investigación Médica de China estuvo a cargo de dicho hallazgo y, según informó la dependencia en un comunicado, en abril comenzaría con los ensayos clínicos en humanos.

De forma paralela a esta primera prueba, el subdirector de la Comisión Municipal de Salud de Shangai, Yi Chengdong, también anunció un descubrimiento similar, pero basado en las proteínas virales provenientes de las proteínas estructurales del virus. Dicha vacuna sería puesta a prueba en las mismas fechas.

Del otro lado del mundo, Estados Unidos también ha seguido el ritmo para desarrollar una vacuna contra el coronavirus. En dicho país, los esfuerzos por encontrar el antídoto se concentran principalmente en el sector privado y los centros de investigación.

Desde finales de febrero, la compañía estadounidense de ingeniería genética con sede en Texas Greffex Inc., informó sobre la generación de una vacuna, cuyas pruebas en animales comenzaron a mediados de marzo.

Según destacó este laboratorio, una vez que se consiga una vacuna eficaz, esta sería producida de forma masiva y enviada a los países más necesitados de forma gratuita.

Otra de las compañías con una vacuna en proceso es Moderna Therapeutics, la cual informó hace un mes sobre el envío de los primeros lotes de su vacuna COVID-19 al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) para ponerla a prueba en EUA también en abril.

Rusia es otro de los países que continúa en la búsqueda de demostrar la capacidad científica de su equipo de médicos. A principios de marzo, el viceprimer ministro ruso Tatyana Golikova dijo a medios de comunicación que el país ha acelerado sus esfuerzos por el desarrollo de una vacuna, a través del Centro de Investigación Estatal de Virología y Biotecnología (VECTOR).

Reino Unido no se ha quedado atrás en la carrera. Según el medio Telegraph, un equipo de investigadores del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Colegio Imperial de Londres desarrolló otra vacuna candidata para curar el coronavirus tan solo 14 días después de la liberación del código genético por parte de China e, incluso, las pruebas con animales comenzaron desde febrero.

Esfuerzos dispersos por todo el mundo

Cada nación ha invertido sus propios recursos. Las farmacéuticas también han optado por dedicar millones de dólares en la creación de esta nueva vacuna. Cada equipo de especialistas realiza pruebas distintas y se sustenta en principios científicos diversos. No obstante, pareciera que las energías están demasiado dispersas para una sola causa: vencer el coronavirus.

Los motivos de tantos esfuerzos podrían ir más allá de la diferencia en las bases científicas de cada caso. Según estimó la empresa de gestión de activos AllianceBernstein citada por Telegraph, desarrollar una vacuna efectiva contra la pandemia traería ganancias de hasta 2.7 miles de millones de libras esterlinas a quien llegue primero a la meta. Esto, sin mencionar el gran peso político que tendría ganar esta guerra.

Al menos, si en algo coinciden los países con recursos para desarrollar una vacuna, es que las pruebas podrán comenzar las próximas semanas, pero una opción realmente efectiva podría demorar entre 12 y 18 meses. Así, la carrera es larga, no solo para la industria, sino también para la población mundial, quien espera desde sus casas la vacuna que les permita salir a las calles de nuevo.

Con información de Notimex

La entrada Tres países disputan la carrera para lograr vacuna contra el COVID-19 aparece primero en López-Dóriga Digital.

ues de anuncios individuales.

Tecnologia

WhatsApp activará la función ‘Message Yourself’

Published

on

WhatsApp activará la función 'Message Yourself' enviar mensajes a uno mismo. Foto de TechCrunch

WhatsApp anunció que va a empezar a desplegar una nueva funcionalidad ‘Message Yourself’ que facilita el envío de mensajes a uno mismo.

Se trata de un chat personal en el que el usuario podrá enviarse notas, fotos, audios o las novedades y los recordatorios que necesite para el día a día.

La nueva y “práctica” función estará disponible para los sistemas operativos de iPhone y de Android, y llegará a todos los usuarios de WhatsApp en las próximas semanas, informa la red de mensajería.

Para su activación, los interesados deberán abrir su WhatsApp y crear un nuevo chat; en ese momento verá su propio contacto al principio del listado. Deberá hacer clic en su nombre y la funcionalidad ya estará lista para enviar un mensaje.

Esta es una forma rápida y sencilla de hacer un seguimiento de las propias tareas, los gastos o la lista de la compra, pone WhatsApp como ejemplos.

Hasta ahora, para que un usuario se enviara mensajes a sí mismo, la opción de muchos era crear un chat con algún contacto y luego sacarlo.

Con esta nueva función de ‘Message Yourself‘ esto ya no será necesario, el chat será personal desde el principio.

Con información de EFE

La entrada WhatsApp activará la función ‘Message Yourself’ aparece primero en López-Dóriga Digital.



ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Tecnologia

Calentamiento amenaza a seres marinos que hacen sus caparazones con carbonato cálcico

Published

on

Calentamiento seres marinos caparazones carbonato cálcico

El calentamiento y la acidificación de las aguas de los océanos está poniendo en riesgo a los organismos marinos que construyen sus esqueletos y caparazones con carbonato cálcico, como los corales, los briozoos, los moluscos, los erizos de mar o los crustáceos.

Así lo ha constatado un nuevo estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona en el que también han participado la British Antarctic Survey, el Instituto de Oceanología, la Academia Polaca de Ciencias y la Universidad de Gdańsk (Polonia).

El trabajo, que publica la revista Ecography, se ha centrado en organismos con esqueletos de carbonato cálcico de los alrededores de la Antártida, en el Océano Austral, porque el carbonato cálcico es más soluble en aguas más ácidas y que contienen más dióxido de carbono (CO2), como las aguas más frías de las regiones polares, lo que dificulta a estas criaturas construir sus esqueletos.

Para elaborar el estudio, los investigadores analizaron el esqueleto de unos organismos marinos llamados briozoos, pequeños invertebrados que se alimentan por filtración, viven en el fondo del mar y pueden proporcionar hábitats complejos esenciales para una gran cantidad de especies.

Igual que los corales, los briozoos pueden vivir en colonias y construir esqueletos a base de carbonato cálcico, pero están más distribuidos geográficamente, especialmente en las aguas antárticas. Además, presentan esqueletos con composición diversa y son productores de carbonato en el hemisferio sur, lo que los convierte en organismos modelo para estudiar los efectos del cambio global”, ha detallado la investigadora del ICM-CSIC Blanca Figuerola.

En este sentido, la bióloga marina ha explicado que los esqueletos de los briozoos están formados por dos tipos principales de carbonato cálcico, la calcita y el aragonito, aunque también pueden contener magnesio, lo que puede hacer que los esqueletos sean más vulnerables a la acidificación.

A través de análisis mineralógicos, los investigadores identificaron los minerales y determinaron los niveles de magnesio que se encuentran en los esqueletos de los briozoos antárticos, y han creado el mayor conjunto de datos de briozoos del océano Antártico.

Luego compararon estas composiciones minerales con datos existentes de casi 500 especies halladas en el hemisferio sur e investigaron si existía algún tipo de relación entre el tipo de mineral y los niveles de magnesio en sus esqueletos y la temperatura del agua de mar donde vivían.

Los biólogos identificaron un patrón claro: a mayor temperatura del agua de mar, las especies con esqueletos que contienen mayores concentraciones de magnesio eran más comunes.

Según Figuerola, “esto sugiere que muchas especies marinas con altos niveles de magnesio en sus esqueletos serán más vulnerables a la acidificación de los océanos a medida que la temperatura del agua del mar aumente, y dados los rápidos cambios observados y previstos en la temperatura y la química de nuestros océanos, estos organismos podrían no tener tiempo para adaptarse a estas nuevas condiciones”.

La bióloga marina ha advertido de que las crecientes emisiones de CO2 están cambiando los océanos, provocando un aumento de la temperatura y cambios en la química del agua, y cuando los océanos absorben CO2, se acidifican.

A su vez, el CO2 disuelto reacciona con el agua de mar para formar ácido carbónico, lo que reduce la concentración de carbonato en el agua de mar.

Como resultado, los organismos calcificadores, que utilizan los iones de carbonato y calcio disueltos en el agua de mar para construir sus conchas y esqueletos, deben hacer frente a la menor disponibilidad de carbonato y al aumento de la acidez.

Por ahora, se desconoce hasta qué punto las especies calcificadoras son capaces de ajustar la química de su esqueleto en respuesta a la combinación de estos (temperatura y pH) y otros factores de estrés.

De cara a futuras investigaciones, Figuerola, en colaboración con otros biólogos estudiarán las posibles respuestas morfológicas, metabólicas y del microbioma de los organismos calcificadores, incluidos los briozoos y los corales, ante la acidificación y el calentamiento de los océanos.

Con información de EFE

La entrada Calentamiento amenaza a seres marinos que hacen sus caparazones con carbonato cálcico aparece primero en López-Dóriga Digital.



ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Tecnologia

Cápsula Orión rompe récord de Apolo 13 y se ubica a más de 400 mil km de la Tierra

Published

on

Cápsula Orión Luna

La cápsula Orión de la NASA alcanzó una distancia de 401 mil kilómetros (249 mil 666 millas) de la Tierra y rompió así el récord establecido en 1970 por el Apolo 13 como la nave espacial capacitada para transportar humanos que más lejos ha viajado en la historia.

La agencia espacial estadounidense informó este sábado a través de la cuenta en twitter de Orion Spacecraft que la cápsula alcanzó un punto que dista 53 mil 687 millas (86 mil kilómetros) de la Luna, mientras se desplaza a una velocidad de tres mil 300 kilómetros (dos mil 054 millas) por hora.

La misión Artemis I, no tripulada y de la que forma parte la Orión, superó la distancia de 400 mil 171 kilómetros (248 mil 655 millas) de la Tierra, rompiendo el récord de la histórica misión lunar establecido en 1970.

Durante su viaje alrededor de la Luna, en el que llegará a colocarse a unos 64 mil 400 kilómetros más allá del otro lado del satélite, la NASA prevé que el lunes la nave se ubique a la máxima distancia de la Tierra que alcanzará en esta misión: más de 430 mil kilómetros (268 mil 552 millas).

La nave se desplaza desde el viernes en una “órbita retrógrada”, que significa que rodea la Luna en la dirección opuesta a la que la esta viaja alrededor de la Tierra, tras haber pasado el lunes a unos 130 kilómetros (81 millas) de la superficie lunar, lo más cerca del satélite que pasara en esta misión.

Mike Sarafin, gerente de la Artemis, indicó durante una teleconferencia esta semana que la misión “está excediendo las expectativas” y la cápsula muestra un gran rendimiento.

Seguimos aprendiendo en el camino sobre esta nueva nave espacial del espacio profundo”, agregó.

El pasado miércoles 16 despegó con éxito desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), la misión no tripulada de la NASA Artemis I, que tiene como objetivo preparar el camino de exploración lunar para el envío posterior de astronautas.

El objetivo general del programa Artemis de la NASA, que ha supuesto el debut del poderoso cohete SLS (siglas en inglés de Sistema de Lanzamiento Espacial), es devolver a los humanos a la Luna por primera vez en medio siglo y establecer una base allí como paso previo para llegar a Marte.

La última misión de la NASA en la que sus astronautas pisaron la Luna se remonta a Apolo 17, que se llevó a cabo entre el 7 y el 19 de diciembre de 1972.

Con información de EFE

La entrada Cápsula Orión rompe récord de Apolo 13 y se ubica a más de 400 mil km de la Tierra aparece primero en López-Dóriga Digital.



ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2021 Digital Media. Oye Andres, powered by WordPress.