Connect with us

Musica

30 años: ¿Por qué el ‘Nevermind’ de Nirvana fue el último gran golpe del rock?

Published

on

Cuando “Smells Like Teen Spirit” llegó empujando a todos en las listas de popularidad a inicios de los noventa, algunos no estaban tan impresionados. “Se van a deslavar con las lluvias de Seattle”, afirmaban. Nadie esperaba que Nevermind de Nirvana fuera considerado uno de los mejores discos de la historia con el paso de las décadas.

Y aquí, después de 30 años, seguimos hablando del álbum, de la banda, de ellos. Mucho se ha comentado del material que puso en boca de todos al grunge y a la música alternativa, de cómo creó una nueva forma de vivir el rock, y cómo influyó incluso hasta en el mundo de la moda inspirando a Marc Jacobs.

Las historias no han dejado de surgir, sobre todo después de la muerte de Kurt Cobain en 1994, porque aún hasta este día, el Nevermind de Nirvana sigue siendo el último golpe del rock que impactó a todos por igual y le dio la vuelta al mundo. Acá te mostramos algunas razones.

El bebé de la portada de 'Nevermind' demanda a Nirvana por explotación sexual infantil

Nirvana / Foto: Getty Images

“Smells Like Teen Spirit”

“La estación 107.7 The End de Seattle tocó “Smells Like Teen Spirit” una y otra vez. Creo que nunca había pasado antes ni volvió a suceder. Ya podías saber que el ambiente había cambiado. La escena había cambiado”, así lo confesó Carrie Brownstein de Sleater-Kinney a SPIN cuando se le preguntó por la rola. 

Todos por igual escuchaban a Nirvana. Fue un electroshock que te dejaba con ganas de más, y hasta cierto punto, era un lugar de encuentro para todos. No inventaron la ira, la perfeccionaron. Sí, te decían que todo estaba mal, pero estaba bien aceptarlo, y no solo eso, te daba las herramientas para desahogarte y gritarlo.

Todos estaban en el mismo canal del hartazgo. Y es un sentimiento que no se desvanece con el tiempo. No importa cuál es tu historia, todos estamos en el mismo barco, seas la generación que seas.

‘Nevermind’ en números

Bleach había resonado en la escena underground de Seattle lo suficiente para tener libertad creativa en su segunda placa. El presupuesto inicial de Nevermind fue de 65 mil dólares, pero Cobain y compañía estaban buscando perfección, por lo que excedieron ese tope llegando hasta los 120 mil dólares.

¿Valió la pena? Luego de su lanzamiento el 24 de septiembre de 1991, debutó en el lugar 144 de Billboard para poco después alcanzar el puesto 1 y desbancar a Michael Jackson, algo que parecía imposible. Por cierto, Nevermind no fue el único disco rifado de 1991, chécate ACÁ otras joyitas que salieron ese mismo año.

Nirvana en el estudio / Foto: Getty Images

Para 1999 llegó la certificación de disco de diamante por su 10 millones de copias vendidas. Para 2011 ya había llegado a más de 25 millones alrededor del mundo. En 2021, “Smells Like Teen Spirit” consiguió superar las miles de reproducciones en Spotify. 

¿Por qué sigue siendo relevante? Porque tiene la virtud de ser atemporal. Sus letras aún pueden aplicarse hoy y su música sigue siendo igual de alucinante que la primera vez que se escuchó en Seattle.

Seattle, la cuna del grito desesperado

Si bien el Nevermind de Nirvana fue el disco que puso en la mira al grunge, no era algo que inició con él, por lo que parte de este éxito continuo fue que estaba respaldado por otras grandes propuestas que reafirmaban los mismos sentimientos. El grunge fue un movimiento que surgió de la alienación. Las grandes bandas no visitaban la ciudad por estar muy alejada, por lo que las bandas locales empezaron a hacer su propia escena para entretenerse a sí mismos. 

Los choques entre punks y metaleros enriquecieron la escena generando así un híbrido, dando paso a bandas más inclinadas al punk como el mismo Nirvana, The Melvins y Mudhoney, y otras más hacia el metal como Alice in Chains y Soundgarden. Por ello no aceptaban el término grunge, pues no reflejaba lo que cada uno aportaba a la escena, simplemente era una suma de lo que estaba sucediendo en Seattle. Un término acuñado por las disqueras con fines mercadológicos.

¡Regresó Nirvana! Ayer se presentaron junto a St. Vincent y Beck para una mini tocada de caridad

Nirvana

Y para que la cuña amarrara, desde mediados de los ochenta, Seattle se convirtió en un caldo de cultivo para la inconformidad de vivir en una ciudad que no les ofrecía nada más que los mismos empleos. Un sentimiento que se sentía como propio, pero que en realidad estaba sucediendo en la mayoría de las ciudades de Estados Unidos, en donde la recesión se estaba volviendo una realidad. 

Los adolescentes veían la vida de sus padres y no querían replicarla. No querían conformarse con la idea de la familia ideal, pero tampoco sabían qué hacer ni cómo hacerlo. Ese sentimiento se convirtió en frustración para luego volverse en una ira colectiva de la cual Cobain era el protagonista.

Kurt Cobain

Tal vez Kurt Cobain esperaba que Nirvana llegara a ser tan exitoso como Sonic Youth y él convertirse en esa voz de autoridad. Pero la Generación X lo agarró desprevenido y le dio mucho más de lo que esperaba, y de lo que quería. Jack Endino, una de las figuras prominentes de la escena de Seattle y productor de Bleach, argumentaba en la serie Metal Evolution que la gente estaba harta de las poses del hair metal, de cómo eran retratados casi como dioses o superhéroes que salvaban el universo. 

Eso fue lo que hizo la diferencia. Cobain, como el resto de los 4 grandes del grunge: Eddie Vedder, Chris Cornell y Layne Staley, eran personas reales; su ira y su dolor eran genuinos,  su imagen de rockstars no estaba peleada con sus conflictos emocionales y su música era la forma de sacar todo lo que llevaban dentro.

Kurt Cobain / Foto: Frank Micelotta para Getty Images

No había una máquina de mercadotecnia estudiando qué sonidos usar ni qué palabras gritar. Por ello siguen siendo recordados, aún cuando algunos estuvieron presentes solo un breve momento en comparación de su legado. Fue tanta la influencia de Cobain que, tras su muerte, el presidente de Estados Unidos Bill Clinton estaba preocupado de que los fans se suicidaran de la misma manera tratando de copiarlo, según el libro Everybody Loves Our Town de Mark Yarm.

Nevermind de Nirvana fue el último golpe del rock porque fue una tormenta perfecta que combinó elementos auténticos que tal vez sean imposibles de replicar. Por lo menos no de la misma manera. El rock siempre tiene un as bajo la manga.

La entrada 30 años: ¿Por qué el ‘Nevermind’ de Nirvana fue el último gran golpe del rock? se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.

Musica

La OSEM celebrará su legado con recital para los tapatíos

Published

on

Bajo la batuta de Rodrigo Macías, el ensamble prepara una velada de buena música en nuestra ciudad

ues de anuncios individuales.

Continue Reading

Musica

Que siempre no: Simon Gallup sigue siendo integrante de The Cure

Published

on

El 2021 nos ha traído grandes noticias a nivel musical. Para empezar, el regreso de los festivales y conciertos en gran parte del mundo nos tiene muy emocionados, además también volvieron un montón de artistas y bandas luego de un buen rato en silencio. Aunque no todo ha sido maravilloso, porque también nos enteramos de cosas que nos dieron para abajo y que de plano no veíamos venir, como la salida de Simon Gallup de The Cure.

Fue en agosto de este mismo año cuando el bajista de la banda británica anunció que luego de tantos años tocando con Robert Smith y compañía, dejaría al grupo (ACÁ lo pueden checar). Por supuesto que nos agüitamos, porque junto al vocalista y frontman, era el miembro más antiguo. Sin embargo, no perdíamos la esperanza de que en una de esas, Simon recapacitara y decidiera regresar como ya lo ha hecho en el pasado, pues entre 1982 a 1984 se tomó un descanso.

Que siempre no: Simon Gallup sigue siendo miembro de The Cure

Foto: Getty Images

Simon Gallup sigue siendo miembro de The Cure

Por supuesto que luego de esta noticia, los fans de The Cure andaban tristes, ya que las líneas de bajo de Simon Gallup terminaron por consolidar el sonido clásico de la banda. Pero tranquilos, parece que no todo está perdido, pues todo indica que después de declarar que abandonaría a sus compañeros y al menos para el bajista, aún es integrante del legendario grupo… si así como lo leen, no estamos inventando nada y mucho menos nos lo sacamos de la manga.

De acuerdo con Stereogum, hace unos días el nuevo proyecto de Gallup, Alice Blue Gown, publicó una foto del músico en su cuenta de Facebook. En las respuestas, un fan preguntó: “¿Simon sigue siendo miembro de The Cure?, a lo que el propio bajista respondió: “Sí, lo soy”. Como era de esperarse, esta breve declaración le voló la cabeza a los fanáticos de la banda y muchos comenzaron a especular que regresará pronto con Robert Smith y compañía.

Simon Gallup sigue siendo miembro de The Cure... ¿regresará?

Foto vía Twitter: @ThatCarlTapia

A pesar de que lo que dijo Simon Gallup es importante, cabe aclarar que hasta el momento de redactar esta nota, tanto él como The Cure no han confirmado absolutamente nada sobre su regreso a la banda. Eso sí, podría ser que con sus palabras nos esté dando una pista de que pronto volverá, ¿no creen? Pero mientras esperamos a que nos aclaren cómo está eso de que aún es miembro del grupo, escuchemos una de sus mejores líneas de bajo.

La entrada Que siempre no: Simon Gallup sigue siendo integrante de The Cure se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Musica

‘Music Of The Spheres’: Coldplay se pone intergaláctico para su disco más pop a la fecha

Published

on

El noveno disco de estudio de Coldplay tiene un giro aún más pop de lo que le conocemos a la banda desde su concepción, ya que Max Martin entra como jefe de producción del disco, y quien es conocido por haber hecho éxitos como “Baby One More Time”, “I Want It That Way” e “It’s Gonna Be Me”, que si de Britney Spears, Backstreet Boys, y *NSYNC

En éxitos más recientes, conocemos al sueco por “Blinding Lights” de The Weeknd o “We Are Never Ever Getting Back Together” de Taylor Swift. Todo un experto en superpop entra al equipo del cuarteto londinense con Chris Martin y compañía.

Un disco conceptual e intergaláctico

Para ésta entrega, los ingleses crearon conceptualmente doce esferas en las que la música está prohibida, hasta que una DJ extraterrestre se atreve a transmitir en una Radio Alienígena, bajo el mensaje de que todos somos uno en el universo.

El tema espacial ha sido una constante en Coldplay desde “Yellow” pero quizás nunca había acaparado por completo un disco. Con guiños desde el ‘X&Y’, y bastante presencia en ‘Mylo Xyloto’ y ‘Everyday Life’, por fin el cuarteto de Londres se lanza completamente a un viaje intergaláctico y de un superpop que busca sonar en todos lados.

 

Bastantes canciones pudieron haber funcionado mejor en una paleta de sonidos clásica de los londinenses, sin embargo, optaron por considerar beats y sintetizadores, como muestra, “Let Somebody Go” una balada sobre beats prácticamente finalizada por Chris Martin, en la que dialoga con Selena Gómez sobre un amor que se acaba.

Parece la muestra más clara de la decisión de Coldplay por ir hacia el pop muuuy pop, en un tema que fácilmente se hubiera quedado en una versión sencilla y propia de haber sido elaborada durante sus primeros discos, ahora se va hacia la producción sofisticada y enorme.

La exploración de sintetizadores e interludios

Entre canciones tituladas como emojis (que por cierto… ¿cómo se les llamará para referirse a estas rolas?), sintetizadores intensos y fantasías explorando los sonidos digitales, identificamos a Coldplay por la voz de Chris Martin al frente y algunos motivos en los coros, pero se logra ubicar por completo a ésta banda que dejó a un lado los instrumentos como guitarras y bajo para mudarse a nuevos géneros poco orgánicos.

La canción que abre el disco seguramente abrirá los shows de ésta gira, en palabras de la banda, y nos muestra la elección de sonidos muy particulares para denotar o dar una pista de los tracks que siguen. Posteriormente, encontramos “Humankind” la celebración de la unión con Max Martin, quien no solo produjo, sino que se unió como un invitado a tocar en éste disco. Un elemento persistente son las progresiones en sintetizadores a la “Baba O’Riley” de The Who.

Posiblemente sea la canción más apegada a lo clásico de Coldplay, considerando la presencia de guitarras acústicas y una letra más introspectiva que el resto del disco. Envuelta en una producción de superpop, ésta canción está pensada para ser tocada en estadios, lo que le emociona bastante a la banda. El coro llama a repetirse en tu cabeza y quedarse ahí un buen rato, muestra de la experiencia de los ingleses en el pop.

Inmediatamente después, el interludio de emoji de estrellas sirve para sacudirte un poco y esperar lo que viene. En vivo, posiblemente encontremos estos interludios como transiciones para cambiar instrumentos o presentar algún video en pantallas.

Colaboraciones nuevas y retomar viejas canciones

Además de Selena Gómez y BTS; se unen en éste trabajo las armonías vocales distintivas de Jacob Collier abriendo “♥”, con el apoyo de We Are KING, con quiénes Coldplay ya ha trabajado en vivo recientemente. Es, sin duda alguna, la canción más distinta al resto del disco, es un canto a manera de lamento gospel. Será muy interesante escuchar esto en vivo. Y claro que sí, acá se nota toooda la influencia de Jacob Collier, hasta parecería que le dieron plena libertad de proponer y probablemente dirigir las voces y armonías. Grande, Jacob.

Retoman “People of the Pride” de las sesiones de Viva la Vida, es el tema en el que la banda parece tomar de nuevo las guitarras, con un riff de glam rock que sigue sobre arreglos de beats y sintetizadores. Un llamado a la revolución con arreglos orquestales que sin duda se generó en el pasado, pero al que retocan con su nuevo concepto artístico.

Entre intento, prueba y errores

No todos los nuevos temas bajo la producción recién estrenada son gratos, ya que de plano “Biutyful” es una incursión sumamente ajena e incómoda con una voz procesada, supuestamente atribuible a un alien. Se generó para ‘Everyday Life’, sin embargo, no parece haber evolucionado a una versión final que llegara al nivel de los demás temas. O sea, el ritmo para este soft pop está curioso, pero… ¿era necesario? Sepa… pero eso sí, de que la letra es linda, es muy linda. Habla de amor a la vida, comprensión, y hasta un poco de empatía.

Llega una de las canciones más esperadas del disco: “My Universe” con BTS. Una colaboración un tanto polémica pero que ha sido muy bien recibida por el público, sobre todo por los fans del gigante del k-pop. Y es que sí, está muy para cantar y seguro en vivo sonará mega macizo. Un tema súper pop que hasta pone de buenas nomás de escucharlo. ¿Suena a Coldplay? Al que solíamos conocer hace una década, no en lo absoluto. ¿Suena interesante e innovador? Totalmente.

Un acierto en la exploración es “∞” la progresión de notas en sintetizadores y con beats no tendrá falla en vivo para bailar, y éste interludio es la explosión de todo lo anterior.

Que por cierto, no olviden que Coldplay anunció su gira mundial en el WTC, y como parte de dicha gira estarán visitando México en el 2022 para dar tres conciertos: en CDMX, GDL, y MTY. Acá puedes encontrar la info de precios de boletos y demás.

El cierre que vale la escucha del disco

Coloratura” cierra ésta entrega como la canción más larga que ha hecho Coldplay, inspirada en la vida después de la muerte. La canción es una pieza musical completa e intensa en sí misma, con una estructura que fue difícil de descifrar para la banda. Para el final del disco, la banda retomó instrumentos como el piano, las guitarras y el bajo.

El propio puente y transición son una unión positiva entre los inicios de Coldplay y la actual propuesta que tienen, inmersa en lo digital y pop. Es la canción con la que han cerrado los primeros shows promocionales del álbum, un acierto para no olvidar sus raíces.

Tracklist de ‘Music Of The Spheres’ de Coldplay

1.- ⦵ (Music of the Spheres)
2.- Higher Power
3.- Humankind
4.- *✧ (Alien Choir)
5.- Let Somebody Go (ft. Selena Gomez)
6.- ♡ (Human Heart) (ft. We Are King & Jacob Collier)
7.- People of the Pride
8.- Biutyful
9.- ❍ (Music of the Spheres II)
10.- My Universe (ft. BTS)
11.- ∞ (Infinity Sign)
12.- Coloratura

Music of the Spheres

Foto: Especial

La entrada ‘Music Of The Spheres’: Coldplay se pone intergaláctico para su disco más pop a la fecha se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Trending

Copyright © 2021 Digital Media. Oye Andres, powered by WordPress.