full screen background image

¿Cómo quitarnos ESA horrible canción de tu cabeza?

147

Todos en algún momento padecemos este mal, hemos albergado esa molesta canción en lo más profundo de nuestro ser; aquella que surge en los momentos más inesperados en nuestra vida diaria, muchas veces de forma inconsciente y otras más por el mero gusto culposo de que hubo algo -una pizca mínima- que nos gustó.

Y aunque no lo crean, la imaginación de la humanidad sigue sin sorprendernos. A través de un post en internet en donde un usuario compartió la solución a este mal, explicó que la solución era simple, tan sólo mascar palos de canela hace que la canción desaparezca de nuestra cabeza. Y aunque no lo crean estas iniciativas son centro de interés en los científicos. La nota llegó hasta la Universidad de Reading, Inglaterra, donde se puso a prueba dicho experimento y en el que sorpresivamente lograron llegar a una conclusión.

El que sean palos de canela, es por mero gusto de hacernos sufrir. El mascar tan sólo chicle es la solución a nuestro pesar. Se comprobó que el movimiento mecánico que hacemos con nuestra mandíbula a la hora de masticar o hablar puede detener la formación de recuerdos musicales totalmente molestosos.

El estudio se realizó haciendo diversos experimentos a tres grupos de personas. Al primer y segundo grupo se les obligó a escuchar Play Hard de David Gueta. El primer grupo tenía que anotar cuántas veces habían pensado en la canción a lo largo del día; el segundo también pero llevaban otra cuenta de cuántas veces la habían escuchado dentro de su cabeza. Ambos grupos se les otorgó un chicle y se demostró que era totalmente eficaz al disminuir el número en que se piensa y se escucha dicha canción en la cabeza.

El tercer grupo tuvo que escucha la canción Payphone de Maroon 5. En este caso los científicos corroboraron otras actividades motrices que no fueran masticar para poner en prueba su teoría. En este grupo la mitad mascó chicle y la otra mitad tamborileó con los dedos. Los resultados arrojaron que la mitad que utilizó el método del chicle obtuvo buenos resultados a diferencia de quienes tamborilearon.

Así que como conclusión la forma más efectiva de borrar esa pegajosa y horrible canción de tu cabeza es mascando un chicle. ¿Lo ponemos a prueba?

Via Sopitas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *