full screen background image



Muere Bill Withers, la figura del soul

119

Bill Withers, leyenda del soul y autor de canciones eternas como “Ain’t No Sunshine” o “Lean on Me”, falleció ayer a los 81 años en Los Ángeles, Estados Unidos, por problemas de corazón.

“Estamos devastados por la pérdida de nuestro querido y devoto esposo y padre. Un hombre solidario con un corazón dirigido a conectar con todo el mundo; habló honestamente con las personas y las conectó las unas a las otras con su poesía y música”, dijo ayer su familia en un comunicado recogido por medios estadounidenses como “Rolling Stone”. Le sobrevive su esposa, Marcia, y sus hijos Todd y Kori.

El deceso del laureado artista con tres premios Grammy, que se retiró de la música a mediados de los años 80, llega en un momento en que el público ha recurrido a su música como inspiración durante la pandemia del coronavirus, con profesionales de la salud, coros, cantantes y otros publicando sus propias versiones de “Lean on Me”, para ayudar a pasar estos tiempos difíciles.

Con una carrera muy breve y singular, casi limitada a la década de los años 70, Withers se hizo un hueco muy importante en el soul con una mirada cálida, íntima y muy personal a este género que se denominó folk-soul. 

Cabe señalar que su retiro dio cuando Sussex Records se fue a la quiebra y pasó a formar parte de Columbia Records. Ya no tuvo el control total de su música en esa disquera y se irritó cuando le sugirieron que grabara una canción de Elvis.

En 2015 fue incorporado al Salón de la Fama del Rock and Roll en una ceremonia en la que le agradeció a su esposa y a los pioneros del R&B que lo ayudaron en su carrera, como Ray Jackson, Al Bell y Booker T. Jones, y le dio una punzada a la industria de la grabación al decir que A&R (Artistas y Repertorio) -la división de un sello discográfico responsable de descubrir y desarrollar talentos- eran las siglas de “Antagonista” y “Redundante”. También fue incorporado al Salón de la Fama de los Compositores en 2005.

ues de anuncios individuales.

Comentario

Comentarios