full screen background image



La transición que podría tener la música en vivo después del coronavirus

148

No hay manera de describir con precisión lo mucho que sentimos al presenciar un concierto en vivo y en directo. Lo más cercano sería decir que sientes una ola de emociones distintas atacando, cuando unas personas sobre el escenario tocan sus instrumentos y cantan unas letras que te llegan a lo más sensible.

Además, esperamos meses y a veces años (o de plano nos quedamos esperando) para que las canciones que más nos gustan tomen vida frente a nosotros y, por unas horas, nos olvidamos de todo y disfrutamos de ese momento llamado felicidad. La experiencia finaliza cuando compras una playera que te pondrás hasta que se deshaga o algún otro souvenir que tendrás contigo hasta la tumba.

Con eso nos basta, pero todo esto que amamos está en pausa.

Las amenazas a los conciertos de persona a persona llevan un tiempo rondando la escena. Recordemos que en el Coachella de 2012, Dr. Dre y Snoop Dogg decidieron invitar a Tupac Shakur al escenario, trayéndolo del más allá por un par de canciones:

Al día siguiente, se desataron las propuestas de fans para traer de vuelta en formato digital a varios artistas que se adelantaron, y la verdad es que hasta ahora ha sido una falla total. Es más, quienes intentaron hacerlo, terminaron planeando fiascos como la gira de Frank Zappa en una pantalla que no lucía tan bien, y hasta canceló en la CDMX.

Y como nunca falta un necio, BASE Holograms ya tiene “bookeadas” las imágenes de Maria Callas, Buddy Holly, Roy Orbison, y Whitney Houston para sus siguientes giras en 2020 y 2021. La verdad es que Holly le podría dar un poco de pena ajena a algunos, con movimientos y vestuario exagerado, pero Orbison no está del todo mal.

Para los verdaderos fanáticos del concierto en vivo, los hologramas siguen siendo una opción alternativa que no tiene esa alma y sudor en cada movimiento sobre el escenario, pero, ¿y si la banda es totalmente virtual? Ah, ese camino también ha sido explorado.

Por ejemplo, Hatsune Miku es una estrella pop japonesa completamente virtual, que hereda las ideas de las bandas pioneras como Gorillaz, de quienes podemos recordar esta presentación que combina integrantes reales y otros en pantallas.

Súmenle que en 2016, Live Nation transmitió conciertos por realidad virtual que incluso te llevaban a backstage, por ejemplo de Slash, y ni siquiera tenías que salir de tu casa, preocuparte por llegar al evento o recordar no dejar el boleto (a todos nos ha pasado).

Por si fuera poco, Grimes declaró en un podcast a finales del año pasado que la música en vivo será obsoleta pronto, ya que todo el mundo persigue un mundo sin imperfecciones y falso. La verdad duele y nos pone a pensar qué estamos buscando en los medios artísticos, si los “errores felices” de Bob Ross o presentaciones impecables en las que no haya error, como la de MC Dinero. PLOP!

Otra situación es el medio ambiente, ya que Tame Impala anunció una alianza con Reverb para reducir el impacto de sus presentaciones y los más radicales, Coldplay, de plano no saldrán de gira con el Everyday Life.

Hoy, entrando a etapa para evitar contagios del coronavirus, se muestran nuevas opciones de nuestros músicos favoritos. El maestrazo Jorge Drexler ya ha dado un concierto completo ante un teatro vacío, y creemos que no será el último en hacerlo. Jamie Cullum y su piano rebelde también hicieron lo suyo, y hasta Elsa y Elmar.

Otros nos han abierto su casa, ya que muchos han tomado la iniciativa de compartirnos en Instagram un DJ Set en vivo o alguna sesión frente al piano, y la verdad, nos hacen sentir un poco más conectados como humanidad, acá algunos ejemplos:

En unos pocos días, las presentaciones musicales en vivo han sido erradicadas. Con restricciones de vuelo y cierres de fronteras, miles de artistas pierden su medio de supervivencia económico, ya que por unos meses, los conciertos están cancelados. Aunque no seamos músicos, que no se nos olvide que de eso viven.

Con todas las situaciones anteriores en mente, ¿qué esperamos para los próximos meses? El declive anunciado por Grimes podría ocurrir más rápido de lo que creemos.

Ya para esta semana pueden consultar una cartelera brutal de músicos que estarán presentándose en vivo pero a distancia, como la semana completa de Charli XCX, o el anuncio de shows de los integrantes de Metronomy, con solo abrir su Instagram.

Foto: Especial

Esta pandemia es un obstáculo más a las presentaciones en vivo y los festivales que han crecido por todas partes en la última década, pero seguramente no será el último.

¿Pero es tan malo como parece?

Aquí nos preguntamos: ¿serán algunos géneros o artistas los que no dejen el formato clásico? Pues por lo que hace a las variaciones de rock y metal, vemos difícil el reemplazo de la fuerza de guitarras o baterías en vivo, pero podemos imaginar otros géneros siendo uno mismo con las opciones virtuales.

Imaginen un concierto completamente en realidad virtual con Gorillaz o alguna experiencia creada para disfrutar a DJs como deadmau5, en un sistema de sonido que aproveche más canales de los que podemos disfrutar en vivo. No todo suena al fin del mundo, ¿cierto?

Foto: Especial

Y por último les preguntamos, ¿qué otras opciones tienen en mente para que varíe la música en vivo? ¿Es reemplazable un festival en el formato clásico?

La entrada La transición que podría tener la música en vivo después del coronavirus se publicó primero en Sopitas.com.



ues de anuncios individuales.

Comentario

Comentarios