Connect with us

Curiosidades

José Saramago y Adam McKay: Ensayos sobre la ceguera

Published

on

jose saramago dont look up

Este pequeño ensayo fue leído durante las Jornadas Internacionales de Estudios Afro-luso-brasileños celebradas en la UNAM. Dichas jornadas fueron celebradas en memoria de José Saramago, a 100 años de su natalicio:

Don’t Look Up de Adam McKay y Ensayo sobre la ceguera de José Saramago son obras cuyos desenlaces son similares – uno más concluyente que el otro – y, además, tienen como tema principal la imposibilidad de ver.

En la obra de Saramago no hay explicación científica-biológica sobre la causa de la ceguera que aqueja a los personajes. Repentinamente, las personas comienzan a quedar ciegas y, ante el temor de que el padecimiento sea contagioso, son confinadas a un sanatorio resguardado de la manera más vil por las autoridades. Una de las consecuencias de tener una sociedad invidente es hacer que ésta se enfrente a sí misma en su forma más primitiva e irracional. El miedo, las soluciones torpes a los problemas, la ambición e indiferencia se maximizan. Algo que Saramago plasmó en ficción, pero que hace apenas unos meses vivimos con la pandemia del COVID-19.  

Se extienden protestas en China: Exigen fin de “tolerancia cero” contra COVID-19

En la tradición occidental, la visión es asociada con el saber y el bien, entonces la ceguera sería todo lo contrario. Sin embargo, en la novelade Saramago publicada en 1995, la ambigüedad sobre las causas de la enfermedad que provoca una súbita ceguera abre la posibilidad de hacer varias lecturas de ésta: la “ceguera blanca” puede ser la perdida de la racionalidad, la deshumanización de la sociedad, una vuelta a las raíces más primitivas de la violencia o también la falta de empatía entre la gente ahogada por el consumismo.

En la interpretación canónica que me interesa exponer, la “ceguera blanca” (nombrada así por ser lo contrario a una amaurosis, es decir, una tiniebla total) tiene que ver con la imposibilidad de ver y reconocer la destrucción de la sociedad, ante la falta de razón y organización. Interpretación canónica de la escritora chilena Lina Meruane que se podría llevar más allá: no es la imposibilidad, es simplemente no querer ver.

Ese “no querer ver” es el mismo que está presente de forma más directa en Don’t Look Up. Una ceguera ante lo evidente (tanto como un meteorito que se dirige directamente a la Tierra) que permea entre la sociedad, proveniente desde el poder. Es una ceguera que parte de la “luminosidad” de la que habla Michel Foucault,  asociada a los excesos de la razón que llevan a las sociedades contemporáneas hacia el totalitarismo.

Sin embargo, en la película de Adam McKay hablamos no de una razón, sino de una sin razón o, si es el caso, un razonamiento ya no enfocado en el progreso y bienestar común (si es que alguna vez existió). Es, entonces, una razón cegada por intereses políticos y económicos, apoyada por el poder de los medios. Es lo que la investigadora Patricia Vieira califica como “una escisión dentro de la propia racionalidad, lo cual es uno de los rasgos distintivos de la modernidad inaugurada por la Ilustración”.

¿Fue a propósito? Tiktoker encuentra un extraño "error" en 'Don't Look Up' que nadie notó
Foto: Netflix

“No miren arriba”, pide a la gente quien detenta el poder, aún cuando también sabe lo que se avecina. No existe la responsabilidad de los que pueden ver de la que hablaba Saramago en entrevistas ofrecidas por Ensayo sobre la ceguera.

La razón, la capacidad de ver, está depositada – coincidentemente – también en una mujer, la Dra. Kate Dibiasky. Sin embargo, a diferencia de “la mujer del médico” de la novela saramaguiana, ella no puede hacer nada, más que ser blanco de burlas por sus eufóricos intentos de que la gente vea lo evidente. Eso y contemplar la inminente destrucción del mundo. Desde este punto de vista, entonces, Don’t look Up, a pesar de ser calificada como una comedia, es menos optimista que la novela de Saramago.

Leonardo DiCaprio con Jennifer Lawrence en ‘Don’t Look Up’. / Foto: Netflix

“La cosa es que nosotros realmente teníamos todo, ¿no?”, pregunta el Dr. Randall Mindy, personaje interpretado por Leonardo DiCaprio en la película de McKay. Una frase dicha en una de las últimas escenas del filme, en el reconocimiento de que ese todo está perdido.

Y así es: luego de dicho el diálogo, un enorme meteorito cae sobre la Tierra provocando una destrucción total. Es una escena triste y frustrante, ya que se tuvo de frente la posibilidad de la salvación y ésta se perdió por la negativa a ver el problema y afrontarlo de la manera más simple. “Simple”, así, entre comillas, ya que, como buen filme de Hollywood, esa salvación implicaba el espectacular envío de naves para destruir la enorme roca espacial, pero, en seguimiento al tono satírico de las obras de Adam McKay, la película olvida lo heroico e inclina la balanza por lo que sucedería (y, quizás, sucede) en la vida real: la complicidad entre empresarios y gobierno (en este caso y para no variar, el de Estados Unidos) para atender intereses económicos y, con ello, condenar a la humanidad a su aniquilación.

Estas son las figuras de la vida real que inspiraron los personajes de ‘Don’t Look Up’

La escena también es triste y frustrante, porque en ella se representa lo que, idealmente, debería ser sino lo único, sí uno de los elementos más importantes para la existencia en el mundo: la comunidad, la atención al prójimo, la solidaridad. Al ver que, pese a las advertencias de lo que militarmente se conoce como un “evento de extinción”, el gobierno estadounidense actuó tarde y el cataclismo es inminente, el Dr. Mindy se reúne con su familia y amigos. Antes del fin del mundo, tienen una última cena, la cual todos ayudan a su preparación. Fraternizan, agradecen y reconocen la importancia de lo poco con lo que se quedaron que, al parecer, es lo esencial. Tomados de la mano en la mesa, como en una ceremonia, reciben el apocalipsis.

Una escena similar describe José Saramago en Ensayo sobre la ceguera. Luego de sobrevivir al incendio del sanatorio en el que fueron confinados por estar contagiados de la misteriosa enfermedad que los dejó ciegos, las personas lideradas por la mujer del médico consiguen regresar a casa (la casa de la mujer) y, ahí, tienen una reunión en lo que podría calificarse como los límites del fin de la sociedad. Después de una modesta cena, la mujer del médico, quien es la única que no perdió la vista por la enfermedad, asiste al niño del grupo que pide agua y, cuando está por darle las reservas del depósito del retrete (ante la pandemia cegadora se agotaron todos los recursos), su esposo le recuerda de la existencia de un garrafón:

“la mujer exclamó, Sí, es verdad (…) fue a la cocina, regresó con la garrafa (…) colocó el recipiente en la mesa, fue por los vasos, los mejores que tenían, de cristal finísimo, luego, lentamente, como si estuviese oficiando un rito, los llenó. Al fin, dijo, Bebamos (…) en el centro de la mesa el candil era como un sol rodeado de astros brillantes. Cuando pasaron los vasos, la chica de las gafas oscuras y el viejo de la venda negra estaban llorando”.

blindness ensayo sobre la ceguera
Captura de pantalla / escena de Blindness, película basada en Ensayo SObre la Ceguera de José Saramago

Luego de esta escena, que, además de ser una reafirmación de la pequeña nueva comunidad formada por los ciegos sobrevivientes del sanatorio, parece una suerte de reconocimiento de las esencialidades de la vida (“un vaso de agua es una maravilla”, dice la mujer del médico), llega una anhelada lluvia que hace que el lector augure que la situación mejorará. Y así sucede: los ciegos eventualmente recobran la visión y, con ella, se abre la posibilidad de un nuevo inicio (o no, puede que todo regrese a como estaba).

 Las dos obras comentadas tienen como cierre la representación del inicio de una nueva sociedad, basada en el respeto, la unión y la solidaridad. Este último concepto, crucial para enfrentar los tiempos actuales, en los que el no querer ver es la característica principal de gobiernos y sociedades. Para ejemplo, esta alerta: “Estamos en una carretera al infierno climático con el pie en el acelerador. Nuestro planeta se acerca rápidamente a puntos de inflexión que harán que el caos climático sea irreversible”.

“Estamos en una carretera al infierno climático”, advierte António Guterres en la COP27

Esta advertencia digna de una película hollywoodense fue dicha por el secretario general de la ONU, António Guterres, en la pasada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada hace apenas unas semanas, pero que se ha repetido desde hace años y desde diversos espacios, sin que algo se haga al respecto. La amenaza no es tan evidente como un meteorito que tiene fecha y hora para impactar, pero ahí está: de hecho, ya pueden verse algunos de sus daños. Lentamente nos está aniquilando.

Ante tal ceguera, la solidaridad es la representación de recobrar la vista. Al menos si nos referimos a ésta (la solidaridad) desde la noción del sociólogo Zygmunt Bauman, para quien, cuando existe un grupo formado por miembros que exhiben los atributos de la solidaridad, se da “una resistencia a las adversidades que generan los extendidos vicios humanos de los celos, la desconfianza mutua, la sospecha, los conflictos de intereses y la rivalidad. La actitud de solidaridad consigue evitar que surja oposición entre los intereses privados y el bien común”.

ayuda-ucrania-conflicto-rusia-desde-mexico
Foto: Chris McGrath/Getty Images.

Como se comentó al inicio, una de las obras es más concluyente que la otra. Más desesperanzadora. José Saramago, pese a que algunos lo señalan de ser un escritor pesimista (y él alguna vez respondió “no es que sea pesimista, es que el mundo es pésimo”), ve en la humanidad una posibilidad. “La mujer del médico se levantó, se acercó a la ventana. Miró hacia abajo, a la calle cubierta de basura, a las personas que gritaban y cantaban. Luego alzó  la cabeza al cielo y lo vio todo blanco, Ahora me toca a mí, pensó. El miedo súbito le hizo bajar los ojos. La ciudad inmensa aún estaba allí”. Así termina Ensayo sobre la ceguera. Por el contrario, Adam McKay es demoledor: el mundo acaba y no hay más.

El mundo no se va a acabar por un asteroide ni por un cataclismo. El mundo comenzó su fin desde hace tiempo: desde el momento en el que pensamos que sólo importamos nosotros, dice el filósofo Adam Greenfield en su libro En el final del mundo planta un árbol, reforzando la idea desesperanzadora de McKay de que somos una masa ciega, en la cual se ven pocos elementos para prever la formación de una gran comunidad solidaria. Sin embargo, dice el propio Greenfield – ya, para no acabar tan pesimista – no importando qué tan mal estén las cosas, nunca hay una razón para no hacer lo que se tiene que hacer. Es decir, no esperar una acción colectiva, sino individualmente buscar la luz. Después de todo, la masa está formada por individuos. Hacer pequeños actos de solidaridad. La amenaza ahí está, entonces, aunque sea de manera individual, ver lo evidente y hacer algo al respecto.

The post José Saramago y Adam McKay: Ensayos sobre la ceguera appeared first on Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.

Curiosidades

“¡Se van a ir al infierno!”: Pastor se descontrola al criticar a tiktokers y tienes que verlo

Published

on

Pastor se descontrola al criticar a tiktokers y tienes que verlo

Definitivamente este no es un buen momento para ser tiktoker jajajaja. Un Pastor de allá de Bolivia se volvió viral en TikTok, mira tú, precisamente por andarle tirando gacho a los tiktokers. ¡Nada menos les dijo que se van a ir al infierno!

Ooooh sí, así de directo y brutal fue este predicador en contra de los tiktokers. pero lo más llamativo es que neta parece tener algo contra los creadores de contenido en TikTok, pues se medio descontroló tratando de expresar el “mal” que le hacen al mundo.

Pastor se descontrola al criticar a tiktokers y tienes que verlo
El Pastor se le fue con todo a los Tiktokers/Captura al video de @teveviral

El usuario que compartió el video no lo habría hecho para burlarse

El video ya se difundió en diferentes cuentas de la mencionada red social, aunque orginalmente se le atribuye al usuario colque.kevin.16 el compartir al mundo esta verdadera joya del internet.

Ahora bien, es importante mencionar que dicho usuario no parece haberlo hecho par burlarse del Pastor ni mucho menos. Su contenido se enfoca en difundir diferentes “consejos” y sermones de diversos pedricadores debido a sus creencias personales.

Pastor se descontrola al criticar a tiktokers y tienes que verlo
El Pastor se le fue con todo a los Tiktokers/Captura al video de @teveviral

Aquí no vamos a criticar la creencias de nadie, pero sí debemos hablar del Pastor en cuestión porque en serio es como si los tiktokers fueran los seres más malignos del mundo.

“¡Todos los tiktokeros se van a ir al infieeeeeerno!”, dice al empezar, así con el cantadito y toda la cosa. “No quiero ver a los hermanos de alabanza subiendo a esos tiktokeros. ¡No quiero! Juuum, ¡hacen mímicas! (aquí se pone a imitarlos, según él, antes rematar) ¡¡¡¡Hijo del diablo!!!! ¡¡Arrepiéntete, tiktokera, tiktokero… Cristo viene pronto!!”

Pastor se descontrola al criticar a tiktokers y tienes que verlo
El Pastor se le fue con todo a los Tiktokers/Captura al video de @teveviral

Pero neta tienes que ver cómo le tira a los pobres tiktokers

Y por si todo lo anterior fuera poco, acusa a los tiktokers de hacer lo que hacen sólo para que su fama crezca en este mundo del diablo.

“Los noveleros no se van ir al cielo. Los pornografistas no se van ir al cielo. Noveleras, tiktokeros, esto aprendan hermanos… ¡no se van a ir al cielo si no se arrepienten!”.

@colque.kevin.16

♬ sonido original – Kevín Colque

Jajajajajaja ¿apoco no se rifó? Reitero, esto no es una burla a las creencias, pero neta, neta, ¿será que Cristo tiene algún problema con los tiktokers o nomás es cosa de este señor? A mí me late que es la segunda opción… pero cada quién.

Y bueno, al menos este Pastor no asegura haber ido ya al infierno para sostener sus acusaciones… como otros.

Ah, caray: Sacerdote dice que bajó al infierno y había música de Rihanna

The post “¡Se van a ir al infierno!”: Pastor se descontrola al criticar a tiktokers y tienes que verlo appeared first on Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Curiosidades

El caso de Marilyn Martínez, tiktoker asesinada por su esposo, quien salía en sus videos

Published

on

El caso de Marilyn Martínez, tiktoker asesinada por su esposo

TikTok se está convirtiendo en la reina entre todas las redes sociales. Ahí nos enteramos de la gran mayoría de cosas que pasan, algunas divertidas, pero también de las más terribles. Marilyn Martínez era una tiktoker peruana cuya cuenta iba en ascenso, pero fue asesinada por su pareja.

Se trata de la usuaria marilyn.fitmommy, quien tenía casi 600 mil seguidores en TikTok y poco más de 24 mil en Instagram. Se especializaba en compartir rutinas de ejercicio, además de presentarse como emprendedora.

El caso de Marilyn Martínez, tiktoker asesinada por su esposo
Foto: marilyn.fitmommy (Instagram)

Alexander Pinedo confesó cómo la asesinó

La mayoría de sus videos eran muy alegres y en algunos salía junto a su esposo, Alexander Israel Pinedo Barro, para presentar escenas de humor típicas de una pareja, un tema bastante viral en todas las redes sociales.

Sin embargo, su último video fue publicado el pasado 15 de enero. Un día depués, el lunes 16, su esposo la asesinó. Un video difundido en diversos los noticiarios locales, mostró el momento en que el hombre confiesa a la policía que mató a Marilyn Martínez.

Captura al video de marilyn.fitmommy (TikTok)

Alexander Israel Pinedo Barro aparece en la grabación usando la misma camiseta con la que salió en uno de los videos de la tiktoker.

La primera impresión en muchos usuarios era que podía tratarse de una broma, una de muy mal gusto. Costaba trabajo creer que fuera verdad, pero lo es. Alexander Pinedo fue detenido por las autoridades de Perú por el asesinato de Marilyn Martínez, el cual habría ocurrido en su departamento y ante los ojos de su hijo.

El caso de Marilyn Martínez, tiktoker asesinada por su esposo
Captura al video de marilyn.fitmommy (TikTok)

El 19 de enero se difundió la confesión de Alexander Pinedo. Él mismo pidió que lo grabaran.

Soy un asesino y he matado a mi esposa, y voy a pagar lo que tenga que pagar (…) Normal, grábame, con todo, todo ha sido con un puñal. Yo cuando la maté vi el hueso de ella, vi toda la sangre que salía (…) Entonces yo dije: ‘acá, me toca a mí’, pero como soy un cobarde no me pude suicidar”.

Marilyn Martínez sufrió violencia de su parte antes de ser tiktoker

De acuerdo con Infobae, Marilyn Martínez y su esposo llevaban 10 años de matrimonio antes de aquel 16 de enero. La llegada de la policía al departamento fue porque ella gritó varias veces pidiendo ayuda y los vecinos hicieron llamadas de emergencia.

En su testimonio también habría afirmado que mató a la tiktoker al sentir celos de sus seguidores, sin embargo, una denuncia del 2012 deja en evidencia que hubo al menos otras cinco agresiones físicas de su parte hacia Marilyn Martínez antes de casarse.

El caso de Marilyn Martínez, tiktoker asesinada por su esposo
Foto: Especial

El último video publicado en la cuenta marilyn.fitmommy muestra a la mujer de 29 años dando un mensaje de autonomía citando a Miley Cyrus:

“Yo misma puedo comprarme flores, escribir mi nombre en la arena, hablar conmigo misma por horas, ver las cosas que tú no entiendes. Puedo llevarme a bailar, tomarme de mi propia mano. Sí, yo puedo amarme mejor de lo que tú puedes hacerlo”.

@marilyn.fitmommy

Amee este mensaje de Miley Cyrus ❤‍? #mileycyrus #flowers #amorpropio #valor #amor #fitnessmotivation

♬ Flowers – Miley Cyrus

The post El caso de Marilyn Martínez, tiktoker asesinada por su esposo, quien salía en sus videos appeared first on Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Curiosidades

Así es el nuevo Museo del Ajolote en Chapultepec

Published

on

Así es el nuevo Museo del Ajolote en Chapultepec

El Zoológico del Bosque de Chapultepec tiene un nuevo museo: Anfibium, Museo del Ajolote, ya abrió sus puertas para el público. Esta curiosa especie de salamandra originaria de nuestro país, ya tiene su propio espacio para que aprendamos sobre su historia y los cuidados necesarios que requiere para su conservación.

Anfibium abre sus puertas con el centenario del Zoológico de Chapultepec 

Hoy en día podemos encontrar ajolotes en Xochimilco, pero ya es una especie en peligro crítico de extinción. Por eso, este nuevo museo llega en buen momento para fortalecer, fomentar y desarrollar la preservación de la especie de estos amiguitos, que para los aztecas se asociaban con el movimiento y con la vida.  

el-nuevo-museo-del-ajolote-en-chapultepec
Foto: Facebook Bosque de Chapultepec

Este 2023 el Zoológico de Chapultepec cumple un centenario de existencia. Todos lo hemos visitado para conocer las diferentes especies de animales de todo el mundo que aloja. Ahora el ajolote (o axolotl en náhuatl, que significa “monstruo de agua”) es el invitado especial de este parque con su propio museo. 

¿Qué vamos a encontrar en el Museo del Ajolote?

En Anfibium, Museo del Ajolote vamos a aprender la historia del simpático anfibio y sus diferentes especies. Tiene una superficie de 1,200 metros cuadrados y está en el lugar donde anteriormente se encontraba la Casa de los Elefantes del Zoológico de Chapultepec. 

Tiene distintas zonas educativas para sus visitantes. Vamos a ver varios ajolotes nadando en sus peceras (como en “Axolotl”, el cuento del escritor Julio Cortázar, donde el ajolote es protagonista) y también hay una recreación del jardín botánico de Xochimilco con su ecosistema, también conocido como “humedal”, que es el lugar donde viven los ajolotes. 

el-nuevo-museo-del-ajolote-en-chapultepec
Foto: Facebook TuristiK

El museo se encargará de resguardar a más de 30 especies de anfibios, entre ellos: tortugas, sapos, acociles, salamandras, peces y tritones. Tiene una sala de exposición donde se organizarán talleres para que todos, desde los más pequeños hasta los adultos aprendamos de la vida de los ajolotes y las diferentes especies anfibias.

Podemos contemplar el trabajo de los expertos 

En Anfibium tendremos la oportunidad de ver a través de un cristal el trabajo de los biólogos y veterinarios expertos en la especie y el mundo de los anfibios en cuatro diferentes laboratorios dedicados al estudio y los cuidados de estos animalitos.

el-nuevo-museo-del-ajolote-en-chapultepec
Foto: Facebook En CDMX

Otras de las áreas del museo son: el estanque del ajolote, las peceras de exhibición con anfibios y peces, una tina de exploración interactiva y el área de microscopios. Además tendrá mobiliario lúdico basado en el ajolote y encontraremos material audiovisual y didáctico en sus diferentes zonas inmersivas y educativas. 

Cuidemos al ajolote

El museo fue inaugurado el pasado 21 de enero por la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y su objetivo es que esta especie, junto con otras tantas de anfibios, sean preservadas por muchos años más. Nosotros también podemos ayudar aprendiendo y cuidando el medio ambiente. 

el-nuevo-museo-del-ajolote-en-chapultepec
Foto: Getty Images

Anfibium, Museo del Ajolote está abierto de martes a domingo de 9 de la mañana 5 de la tarde y su entrada es gratuita para todo público, en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec.

The post Así es el nuevo Museo del Ajolote en Chapultepec appeared first on Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.
Continue Reading

Trending

Copyright © 2021 Digital Media. Oye Andres, powered by WordPress.