full screen background image



Así es visitar un centro comercial en la nueva normalidad

157

El pasado 8 de julio, el Gobierno de la Ciudad de México dio el banderazo para que los centros comerciales volvieran a abrir sus puertas. Esto después de casi 4 meses de permanecer cerrados por la emergencia sanitaria, que la neta se sintieron años. No obstante, y a pesar del semáforo naranja que impera en todo el país, la recomendación sigue siendo “quédate en casa”.

La reapertura de los centros comerciales forma parte del plan de reactivación económica de Claudia Sheinbaum. ¿Pero cómo va a suceder si la gente se está quedando en sus casas? Por eso, nos dimos un tour por Paseo Interlomas y Arcos Bosques para conocer qué significa ir a un centro comercial en la nueva normalidad y saber si es seguro. (Spoiler: sí lo es).

Lo primero que descubrimos es que los puntos de acceso están restringidos para tener un control absoluto sobre los visitantes. Actualmente, sólo está permitido que operen al 30% de su capacidad. Cabe mencionar, y muy importante comenzar diciendo que el uso de cubrebocas es obligatorio para entrar. Así que tuve que regresar al carro por mi cubrebocas porque se me olvidó. Perdón a todos.

Ya enmascarado, personal del lugar me tomó la temperatura y afortunadamente no se me quemó ninguna neurona. Al verificar que no tienes fiebre, debes pasar por un tapete sanitizante y aplicar gel en tus manecitas santas. Ahora sí, estás listo para entregarte a las garras del capitalismo voraz.

Al entar notamos que todos los espacios están señalizados y los pasillos tienen una determinada dirección para evitar conglomeraciones. *Me declaro culpable de caminar en sentido contrario un par de veces por la falta de costumbre*. Al llegar a cualquier tienda, además de la toma de temperatura, el tapete y el gel, hay letreros que te indican el aforo máximo en el local. Así que debes esperar si el cupo está lleno. Señoras y señores: por favor no sean llevados y no se pongan a cotorrear dentro de las tiendas si ven que hay fila.

A lo largo y ancho de toda la plaza hay varias estaciones de gel antibacterial. Además, hay muchísimo personal encargado de la limpieza. Notamos que los lugares que tienen más contacto con la gente -elevadores, barandales, cajeros, etc.- son limpiados de manera continua. Se nota que se están tomando muy en serio la salud y la seguridad de sus clientes.

Algo que me llamó mucho la atención es que sí permiten la entrada de los niños. Existe esta estrategia llamada ESPACIO LIMPIO en ambos centros que te asegura que la plaza es segura y, al tener espacios abiertos, se convierte en una buena opción para que los niños se puedan distraer sin preocupaciones. Además, lugares como Imagic Park en Interlomas, que es como un parque de diversiones con todo y go-karts, ya están operando con los más altos estándares de limpieza.

Dentro de las tiendas, la experiencia también ha cambiado. El contacto en la caja se ha limitado a poner y quitar tu tarjeta de la terminal bancaria. Se siente una urgencia por hacer la chamba de la manera más segura y eficaz posible y se agradece. En las áreas de alimentos también se nota el esmero en la higiene.

Ayuda también que en ambas plazas hay terrazas. Esto es importante porque además de ser espacios abiertos, son amplias, limpias y están súper ventiladas. Así que tampoco dudé en echarme un cafecito mientras reflexionaba en cómo me pude gastar todolo que me quedaba de la quincena. Ups.

Al regresar al carro, me di cuenta que en ningún momento me sentí inseguro. Si bien el fantasma del COVID-19 es latente y es real, mis compras en Paseo Interlomas y Arcos Bosques se sintieron lo suficientemente seguras. La atención y acato de las reglas por parte de la administración es vital, pero también es importante que nosotros cooperemos.

De este lado, te pedimos que sigas todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias y si vas a visitar un centro comercial, sigue al pie de la letra cada una de las indicaciones.

Lo que nos queda de lección es que vale la pena anticipar tus compras. Es decir, si necesitas calzones nuevos (todos necesitamos calzones nuevos), ya sepas cuáles quieres y adonde debes dirigirte por ellos. Así, tu visita será específicamente por lo necesario y ayudarás con tu granito de arena a la reactivación económica mientras luces como Justin Bieber en tus nuevos chones Calvin Klein.

La entrada Así es visitar un centro comercial en la nueva normalidad se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.

Comentario

Comentarios